“Gastar en exceso también es corrupción”
“La política es un asunto de reputación y prestigio y el PLN como todos los partidos, está obligado a revisar ese tema”, explica Fernando Zamora, secretario del PLN. Gerson Vargas/La República
Enviar

Entrevista Especial Fernando Zamora

Gobierno no logra cambio prometido, critica secretario de PLN

“Gastar en exceso también es corrupción”

• Lamenta falta de comunicación con presidente Solís

201508032037510.6.png
La voracidad fiscal del gobierno es corrupción, expresa Fernando Zamora, secretario de Liberación.
No hay posibilidad de nuevos impuestos, si antes no se recorta el gasto, añade el dirigente liberacionista.
Por otra parte, Zamora lamenta que Luis Guillermo Solís sea el presidente que ha tenido la peor relación con el PLN.

-¿Cumple el gobierno con la promesa de cambio?
Con lo que estamos siendo testigos, resulta claro que PLN es el único que tiene el equipo y la capacidad de gobernar.

-¿Ha sido consecuente el PAC con toda la prédica ética que ha defendido desde su fundación?
El problema de fondo es que el único argumento con el que el PAC subió al poder fue el ético, y en ese aspecto ha resultado una decepción, porque es un gobierno licencioso con el gasto y eso también es corrupción.

- ¿Dará el PLN los votos para aprobar impuestos?
Lo que debe hacerse es ordenar el gasto y estimular la actividad productiva. En algún momento se planteó un aumento temporal del impuesto de ventas para después devolverlo a su porcentaje original, eso podría ser una buena solución.

-¿Cree que Ottón Solís terminará dejando el PAC por esa corrupción que usted señala?
Don Ottón se rasga las vestiduras contra la coalición PAC-Frente Amplio, pese a que dicha alianza es coherente con aquello que él promovió en el pasado. Ante la inoperancia del gobierno, le conviene ahora aparecer como opositor a su propio gobierno. Su oportunismo electoral es censurable.

-¿Cuál es su opinión del pacto que firmaron el PAC, el Frente Amplio y los sindicatos?
Desde siempre esos partidos se han caracterizado por creer en las bondades de la burocracia grande, oponerse a incentivar la inversión productiva y rechazar las propuestas que permiten las economías abiertas.

-En cuanto al presidente Luis Guillermo Solís, ¿cumple las expectativas?
Hasta hoy no. De hecho comete errores de bulto inexplicables.
Hizo declaraciones no dignas del señorío de su investidura, con las que atacó a los expresidentes Óscar Arias y Laura Chinchilla sin ninguna razón.
Después de esa singularidad, podemos afirmar que es el Presidente con el que hemos tenido peores relaciones en nuestra historia como partido de oposición. No hay comunicación.

-¿Considera que tras probar con el PAC, Liberación volverá a ganar en las nuevas elecciones?
Sería frívolo e inmaduro políticamente decir que eso será así de forma automática. Para lograr esa meta, debemos demostrarle al país y a la juventud, que hemos abrazado mejores y nuevos ideales, y que estamos dispuestos a emprenderlos, sin una renovación responsable, se podrían cernir sombras sobre el futuro nacional.

-¿Cuando habla de sombras se refiere al Frente Amplio?
Los resultados de los gobiernos contaminados de ideología, son harto conocidos en la historia. Y siempre han sido experiencias trágicas.
Los líderes de la vieja izquierda, como Manuel y Eduardo Mora, Formoso, Jaime Cerdas, eran hombres cultos. Era una izquierda culta. Eso ya no se da. En el mejor de los casos ahora son líderes informados pero no formados.

-¿Es el Frente Amplio el rival a vencer en las elecciones de 2018 para el PLN?
Sinceramente no lo sé. Como secretario me concentro en mi responsabilidad, que es el PLN. El que vuelve su mirada para ver quiénes corren en contra, se desconcentra.

-En las últimas dos décadas Costa Rica ha avanzado por una senda liberal, que le ha llevado a abrirse al mundo, ¿cree usted que llegó el momento de hacer un alto en el camino y devolvernos a la centro izquierda?
Lo que el PLN ha hecho desde la administración Monge es abrir la economía costarricense a la inversión extranjera en alta tecnología, hacia el fomento de las exportaciones, y hacia la apertura comercial. Esas fórmulas han dado frutos tanto a nosotros como a otras naciones que salieron de la pobreza.

-¿Cuál es el principal problema del país?
A quienes dirigen el país no los abraza la pasión de un ideal genuino. Sin una visión país, se navega a la deriva.

-¿Qué se debería hacer para solventarlo?
Primero se debe tener claro cuáles son las convicciones que deben promoverse.
Le he venido diciendo al liberacionismo, que el país requiere replantear las cuatro grandes transformaciones por las que nacimos. La transformación energética, la educativa, la productiva y la del sistema político.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios