Enviar
Alrededor de un 50% del precio que pagan consumidores representa impuestos
Gasolina más cara del istmo se vende en el país
Plan para liberar precios en estaciones está “en pausa”


Los precios que pagan los costarricenses por los combustibles son los más elevados de Centroamérica.
En promedio, cada consumidor paga hasta $1 más por galón de gasolina regular o super que en naciones como Panamá, o hasta $0,90 por el diésel.
Estas diferencias las produce especialmente el elevado costo de los impuestos que se pagan en el país, los cuales rondan el 50% en el peso del precio final, de acuerdo con las cifras del Comité de Cooperación de Hidrocarburos de América Central, de la última semana de enero.
Costa Rica y Honduras son los únicos países del istmo que poseen un sistema de regulación de precios, con la diferencia de que la nación catracha los ajusta cada semana de acuerdo con las variaciones internacionales. Aquí se hace cada mes.
Asimismo, existen grandes diferencias en torno al cobro de impuestos. En el país se ejecuta el pago de un impuesto único que promedia $1,51 por galón, el cual no existe en ninguna otra nación.
A diferencia, en los demás países se cobran otros tributos, como el impuesto a la distribución en Guatemala, costos de regulación y fiscalización en Nicaragua, transferencias al mantenimiento vial e impuesto al valor agregado como en El Salvador y Guatemala.
De ellos, al totalizar los costos el que más paga después de Costa Rica es Honduras, con $1,16 por galón. Donde menos peso tributario existe es en Panamá, que cobra apenas $0,60, pero que tiene fama de poseer una gran infraestructura vial con un excelente mantenimiento.
A pesar de que se conoce del peso de los impuestos en el precio final, el Ejecutivo ha promovido la eventual liberalización de precios a nivel de las gasolineras, en lugar de una baja en los tributos. No obstante, es algo que los gasolineros no están dispuestos a aceptar.
Los ingresos netos en realidad no son lo que la gente piensa… Si quieren beneficiar al consumidor, una opción sería bajar el impuesto, buscar otra fórmula”, aseveró José Miguel Masís, director de la Cámara de Empresarios del Combustible
De momento, esta propuesta se encuentra “en pausa”, a la espera de un acuerdo entre las partes.

Luis Valverde
[email protected]

Ver comentarios