Gas... ¿salvación energética del futuro?
Enviar
País ya estudió construir gasoducto o instalar planta gasificadora para producir energía
Gas… ¿salvación energética del futuro?
Ahorrar energía en los próximos tres años involucra desde restablecer el tren a Cartago y Alajuela, hasta las rutas intersectoriales

La utilización del gas natural como fuente de energía que venga a paliar eventuales faltantes, podría ser la salvación de Costa Rica en el futuro.
Hasta ahora, el país ha sido exitoso en el desarrollo de proyectos limpios, especialmente hidroeléctricos, de geotermia y eólicos, pero los cálculos dicen que en dos décadas las fuentes de energía ya serán escasas pues habrán llegado a la capacidad máxima de uso, y será necesario tener un plan B.

Asimismo, si existiera el gas como opción, el país ya no requeriría quemar hidrocarburos tan contaminantes como los actuales para la producción eléctrica, como ocurre actualmente con la planta Garabito de 200 megavatios que acaba de entrar en operación, o el alquiler de Barranca, cuya operación concluiría en el segundo semestre del año.
Por ello algunas instituciones han desarrollado varios estudios para analizar la opción de utilizar el gas natural para la producción eléctrica, aspecto que a juicio de analistas debe retomarse con mayor seriedad.
“Se debe valorar el gas natural. Es una opción más limpia que quemar diésel o gasolina, es un tema que debemos reactivar”, adujo Gloria Villa, representante de la Dirección Sectorial de Energía del Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones.
Entre las opciones está la de construir un gasoducto, ya sea desde México y que recorra Centroamérica o bien desde Colombia. No obstante los estudios revelan que este proyecto es rentable solo desde el Norte hasta San Pedro Sula; si arrancara desde el sur lo sería solo para Costa Rica y Panamá.
El problema es que debido a los altos costos del proyecto, se requiere una demanda elevada, por lo que la única forma de comprar gas sería involucrando a todos los países del istmo.
Otro de los estudios de prefactibilidad involucró la idea de establecer una planta regasificadora en El Salvador y un gasoducto desde allí hasta Panamá, o bien levantar dos plantas regasificadoras, una en esa nación centroamericana y otra en el país. Estas dos opciones sí resultaban más viables económicamente.
La opción de retomar planes sobre el gas surgió durante el Congreso Nacional de Energía efectuado este jueves, en el cual se dieron a conocer las metas del país para el ahorro energético de aquí a 2014.
En ese sentido, representantes de la Refinería Costarricense del Petróleo, el Instituto Costarricense de Electricidad y otras entidades gubernamentales explicaron los planes en cada uno de los sectores.
Las metas involucran desde un mayor uso de los biocombustibles y la reinstalación del ferrocarril a Cartago y Alajuela, hasta la instalación de las rutas intersectoriales que han quedado en el olvido durante los últimos dos años.

Luis Valverde
[email protected]

Ver comentarios