Enviar
Garín quiere la Copa
Vence al alemán Adrián Obert y se pone a un paso de la final

Dando una buena demostración de lo que es saber levantarse en los momentos difíciles de un partido, el chileno Christian Garín se repuso ayer de un 1-6 en el primer set y terminó venciendo al alemán Adrián Obert 7-6 (4) y 6-3, metiéndose así en la semifinal de la Copa del Café, que se disputa en el Country Club.
El partido fue bueno y digno de estas instancias finales, pese a que ninguno de los tenistas formó en la llave principal del torneo.
Garín mostró un buen primer saque y un segundo saque con venenoso efecto; también inteligencia para bajar o subirle el ritmo al juego a su conveniencia y habilidoso en sus golpes para mover a su rival.
Obert fue una maquinita germana que todo lo devolvía; con un primer saque potente, buen colocador, pero con altibajos durante el partido que le costaron la derrota.
El primer set fue de un Obert fulminante. “Todo lo metía”, dijo Garín al final. El 1-6, no presagiaba nada bueno para el suramericano, pero lo mejor estaba por venir.
En el segundo set Garín retomó su juego, el que le vimos ante Martin Redlicki (EE.UU.), se puso con rapidez 3-1 arriba, pero Obert, con quiebra en el octavo game logró ya igualar 4-4. Garín devolvió la quiebra pero Obert repitió para llegar al 5-5.
Lo positivo del chileno fue que arriesgó con sus golpes cruzados y laterales, algunos entraron, otros no, pero a la postre el balance le resultó favorable.
El mejor punto del partido fue en la muerte súbita de este segundo set, cuando Garín perdía 3-2; largo intercambio de golpes, Christian pegó un slide a la izquierda del alemán que este, muy a su estilo, salvó con mágica reacción, pero, mientras retomaba posición, Garín, con más estilo y clase que potencia, se la puso imposible a la derecha del europeo, empató y luego tomó una ventaja que no perdería. “Definir de esa forma te da mucha confianza”, dijo luego el chileno.
El último set lo controló Garín. Por momentos el alemán quiso retomar la solidez que mostró en el primer episodio, pero sus altibajos, en los peores momentos, lo hundieron, sobre todo en el octavo game, que le quebraron el servicio con dos dobles faltas incluidas para el 5-3, y luego el final, con “ace” incluido de Garín, y el 6-3 definitivo.
Otro semifinalista de ayer fue el griego Markos Kalovelonis que venció al estadounidense Trey Strobel 6-3 y 6-3.
En femenino la mexicana Alejandra Cisneros no pudo reponerse bien de su lesión y terminó cayendo ante la estadounidense Sachia Vickery 6-0 y 6-0.

Luis Rojas
[email protected]



Ver comentarios