Garcia busca revancha
Enviar
Garcia busca revancha
A punto de volverse a enfrentar a Mestach, en una final, en menos de una semana

Las tenistas An-Sophie Mestach, de Bélgica, y Caroline Garcia, de Francia, sembradas uno y dos de la Copa del Café, apuntan hacia lo que sería una final de revancha entre ellas, que se enfrentaron el pasado domingo en la de Casablanca, México, con victoria en esa ocasión para la belga.
En la jornada de ayer ambas lograron superar los cuartos de final de la Copa y se muestran fuertes para intentar hoy derribar los últimos obstáculos que las separan del citado desenlace.

Mestach, que en marzo cumplirá 17 años de edad, tiene un amplio cartel en junior y también en torneos futures, con los que prepara su paso al profesionalismo, al igual que Garcia, quien ya tiene 17 años.
Aparte de Casablanca, Mestach jugó en diciembre pasado en el Orange Bowl, donde cayó en cuartos de final ante una conocida de los ticos, la puertorriqueña Mónica Puig. También estuvo en cuartos de final del Eddie Herr y en finales de torneos en Bélgica y Ecuador, mientras que en el circuito profesional, ya conoce lo que es jugar finales en Indonesia y España.
Por su parte, Garcia reside en Lyon y empezó en el tenis a los siete años de edad. Esta chica, tuvo un buen desempeño el pasado año, empezó ganando el torneo Gatorade, en Venezuela, donde precisamente venció en semifinal a Mestach. También fue finalista o semifinalista en torneos en Malasia, Filipinas, Francia y México.
Garcia también tuvo actividad en el circuito profesional jugando 15 torneos con destacadas actuaciones en el de Toronto, donde llegó a cuartos de final; en el de Limoges, en Francia, donde arribó hasta semifinal y luego en el de Aschffenburg, Alemania, en el que jugó la final.
Ayer Mestach y Garcia salvaron sus compromisos, la primera ante la holandesa Demi Schuurs (5) por 6-3 y 6-0 y la segunda frente a la belga Else Mertens 6-3 y 6-1. No obstante, antes de la final deberán superar hoy a sus rivales de turno.
Mestach enfrentará a la montenegrina Dana Kovinic, sembrada tres del torneo y con menos cartel, aunque fue finalista del Inka Bowl, el año pasado, en Perú.
Por su parte Garcia esperaba su rival del duelo anoche entre las latinoamericanas Victoria Bosio de argentina y Marie Casares de Ecuador.
Con respecto a la llave masculina esta parece llevar el mismo destino que la femenina, o sea el enfrentamiento entre quienes ocupan los extremos de la llave.
El estadounidense Bjorn Fratangelo (2) salvó ayer los cuartos de final venciendo 6-2 y 6-4 al serbio Krstin Pedja y hoy jugará la semifinal ante el belga y sembrado cuatro, Julien Cagnina. Por el otro lado, el boliviano y primer sembrado, Hugo Dellien, iba anoche por la cabeza del brasileño Joao Sorgi, quien entró en el torneo como 252 del mundo, por lo que las apuestas apuntaban a Hugo, quien de ganar enfrentaría hoy al chileno Matías Sborowitz, con lo cual, de suceder así, nos aseguraríamos un latinoamericano en la final masculina de mañana.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios