Enviar
García Bernal ve difícil hacer comedia

El actor mexicano Gael García Bernal, que protagoniza “Letters to Juliet” con Amanda Seyfried, filme que se estrena este viernes en Estados Unidos, afirmó a EFE que la “comedia no es un género fácil”.
En este filme, dirigido por Gary Winick y relacionado con la historia de Romeo y Julieta, García Bernal hace el papel de Víctor, un chef enamorado de la cocina italiana que tiene una relación con Sophie (Seyfried), una joven que recorre Italia en busca del viejo amor de una desconocida (Vanessa Redgrave) en compañía del nieto de esta (Christopher Egan).
El filme, que carece del dramatismo de la obra de William Shakespeare, lleva a los protagonistas en un viaje por tierras mediterráneas y paisajes de postal en una impulsiva búsqueda del verdadero amor con un final poco sorprendente.
“Era una cosa bastante distinta a lo que había hecho”, señaló a EFE Bernal, el Ché de “Diarios de motocicleta”, quien aprovechó la producción para disfrutar del encanto del país europeo.
“Iba a hacer una película que no era muy demandante en términos actorales y podía descansar bastante. Filmaba dos veces a la semana, aunque como era una comedia tenía que poner bastante energía cuando trabajaba. La comedia no es un género fácil”, explicó.
Sobre su personaje en “Letters to Juliet”, García Bernal dijo que tiene “una filia italiana muy grande”.
“Se viste, habla, como un estereotipo que él cree que es italiano, pero es latinoamericano y cuando empieza a mentar madres le sale en su idioma” indicó el actor.
Bernal se confesó un amante de la gastronomía “de todo tipo” por lo que no le fue difícil, al igual que en la película, “encontrar razones para disfrutar de la comida del Veneto” y sus diferentes tipos de pasta, vino y risotto.
En “Letters to Juliet”, Sophie persigue su propio sueño de convertirse en reportera de una prestigiosa revista y descubre que su relación con Víctor no era lo que ella imaginaba.
“El problema con Víctor y Sophie es que no viven el mismo momento. Se preocupan el uno por el otro y se quieren, pero no están conectados”, según ha explicado la propia Seyfried (“Mamma mia”, 2008) en recientes declaraciones.
La trama tiene como origen la historia real del llamado “Club di Giulietta”, una organización de voluntarias que se dedican a responder las cartas de amor que miles de personas escriben a la Julieta inventada por Shakespeare en busca de consuelo y consejo.
Algunas de estas misivas son depositadas directamente en los muros de la casa dedicada en Verona al romance de Romeo y Julieta, lugar que Sophie descubre en el filme.
La idea para realizar la película surgió después de que las productoras Caroline Kaplan y Ellen Barkin quedaran intrigadas por el álbum de Elvis Costello “The Juliet Letters”, que las llevó a conocer la tradición de las cartas de Verona.
El libro “Letters to Juliet: Celebrating Shakespeare’s Greatest Heroine, the Magical City of Verona and The Power of Love”, de las hermanas Lise y Ceil Friedman acabó por seducir a las responsables del filme dirigido por Gary Winick (“Bride Wars”, 2009).
“Sabíamos que había algo hermoso y romántico ahí, algo de corazón puro y vibrante”, señaló Kaplan.

Los Angeles / EFE
Ver comentarios