Enviar
Lunes 8 Febrero, 2010

Ganó la democracia

Luego de una campaña fría, poco original, sin enfrentamientos reales, salvo al final con los debates televisivos y con poca exposición de ideas y planes concretos de gobierno, la temperatura aumentó en los últimos días de esta semana y sobre todo este domingo, cuando vimos una mañana de participación limitada y una tarde y un cierre de votaciones francamente emocionantes con miles de ciudadanos volcados a las calles decantando sus votos en los recintos electorales, tuvimos un resultado que favoreció claramente a la candidata liberacionista que triunfó con un margen holgado incluso superior al que previeron algunas encuestas recientes.
No me queda duda que un factor esencial en esta victoria fue la participación de buena parte de la juventud y de las mujeres que en proporción considerable no desdeñaron la ocasión histórica de elevar a la Primera Magistratura nacional a una dama por primera vez en nuestra historia.
El pueblo en una buena parte, decidió el continuismo del PLN, dándole así un reconocimiento directo al presidente Arias y su gestión y decidió dividir más a la oposición donde bajó el rendimiento electoral del PAC y aumentó la fortaleza de los libertarios, así como aumentar la representación parlamentaria de otras nuevas fuerzas emergentes de carácter humanista. Mantuvo el mismo número de diputados que ya tenía el muy disminuido PUSC que así confirma su profunda crisis ética.
Desde esta perspectiva no resulta sorpresivo que el candidato Solís del PAC haya anunciado que no intentará una nueva candidatura presidencial en el futuro, aunque sostenga que estará apoyando al que decida su partido elegir. Es un ciudadano que con dignidad aceptó muy pronto el resultado de las elecciones y le ofreció a doña Laura su reconocimiento generoso, maduro y sereno. Pronuncio un discurso emotivo, serio y responsable ante el resultado de las primeras cifras electorales. Procurando fortalecer a sus seguidores pidiéndoles compromiso con los valores del PAC con la nueva dirigencia.
En esta ocasión, las empresas encuestadoras se reivindicaron pues acertaron en sus proyecciones finales con cifras muy cercanas al resultado final.
El péndulo ideológico del país se inclinó en esta ocasión un poco más hacia la derecha, pues al porcentaje de la ganadora cercano al 46% le podríamos sumar el 22% del Partido Libertario, lo que dejaría cuesta arriba, la posibilidad hacia el futuro de constituir un movimiento político de centro izquierda con capacidad de gane electoral en las próximas elecciones. Este punto merece un análisis más detallado en el futuro y dependerá en mucho del accionar de las nuevas bancadas en la Asamblea Legislativa, de la capacidad o incapacidad de diálogo que tenga la nueva Presidente y sin duda, de la revitalización económica internacional y la construcción de nuevos puestos de trabajo, el control real de la delincuencia y su flagelo directo, el narcotráfico y el lavado de dinero de oscura proveniencia.
En suma, esta fue una nueva jornada cívica donde el pueblo soberano se pronunció, en paz, armonía, tolerancia y alto sentido de convivencia nacional.

Francisco Barahona R.
Politólogo - UCR