Ganancia de Monsanto es mejor apuesta que transacción de Bayer
Un trabajador supervisa semillas de maíz de la marca Monsanto que se cargan en un camión en una granja en Illinois, EE.UU. Bloombeg/La República
Enviar

El retorno del crecimiento de las ganancias de Monsanto el año próximo podría ser una mejor apuesta que la adquisición de la mayor productora de semillas del mundo.

La compañía, que tiene sede en San Luis, dio a conocer las ganancias del cuarto trimestre fiscal y se estima que difundirá su pronóstico de desempeño para el año hasta agosto de 2017. Luego de una declinación en el año fiscal 2016 en un contexto de bajos precios agrícolas y menor gasto de los agricultores, se estima que el ingreso neto anual se recuperará un 43%, según el promedio de estimaciones de analistas que recopiló Bloomberg.
Monsanto se beneficiará de menores costos de producción, tipos de cambio más favorables y mayores ventas de sus nuevas tecnologías de soya, dijo esta semana en un informe Don Carson, analista de Susquehanna Financial Group. Si bien los precios agrícolas siguen bajos y los precios de las semillas podrían no experimentar muchos aumentos, los agricultores comprarán más de las nuevas semillas de soya transgénica de la compañía, entre ellas Roundup Ready Xtend en Estados Unidos e Intacta en Sudamérica, según Chris Perrella, analista de Bloomberg Intelligence.


Eso podría impulsar el precio de las acciones de Monsanto, que ha retrocedido respecto de los $128 por acción de la oferta de Bayer del mes pasado, algo que Chris Perrella dice que es un indicio del escepticismo de los inversores respecto de la transacción. El precio de la oferta es un 25% superior al cierre de la acción. Bayer y Monsanto dicen que la adquisición de $66 mil millones se concluirá para fines de 2017 si se obtiene la aprobación de los organismos reguladores.
“Se va a seguir valuando a Monsanto de forma independiente a menos que el proceso avance en el plano de la regulación”, dijo en una entrevista.
El cuarto trimestre de Monsanto es siempre el más débil de la compañía porque los ingresos son más altos en momentos anteriores del año, cuando los agricultores del hemisferio norte compran la mayor parte de sus semillas y agroquímicos. La compañía bajó 1 centavo de dólar por acción en los tres meses hasta agosto, según el promedio de 15 estimaciones.
Para el próximo año fiscal, el ingreso neto se recuperará de $1.460 millones o $3,28 por acción, a $2.090 millones, o $4,75 por acción. Se estima que los ingresos crecerán de $13.300 millones a $13.800 millones.


Ver comentarios