Ganadores de Wall Street donarán premios
Enviar
Ganadores de Wall Street donarán premios

Jason Price, un ex corredor universitario, y sus más de 100 rivales tienen un incentivo de $100.000 para correr los 400 metros más veloces de los cuatro años de historia del Decatlón de Wall Street.
Scott Stuart, uno de los fundadores de Sageview Capital LP, donará esa suma al Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York si se bate el récord de 54,63 segundos del evento el 29 de julio en la Universidad de Columbia en Nueva York.

“Me motivó para recuperar el pleno estado de carrera”, dijo Price, que tiene 24 años y es analista de ventas de JPMorgan Chase Co. Price compitió para el equipo de atletismo de la Universidad del Sur de California entre 2006 y 2010.
Ejecutivos de finanzas han prometido donaciones de más de $25.000 dólares cada uno si los operadores, banqueros y asesores que compiten por el título no oficial de mejor atleta de Wall Street pueden batir determinados récords o alcanzar marcas preestablecidas en la competencia de 10 disciplinas.
Price, que integró el equipo de carrera de 1.600 metros con relevos de su universidad, tiene un récord de menos de 50 segundos en 400 metros y sigue corriendo de forma regular.
Vive en el distrito financiero de Manhattan y dijo que se entrena en el Central Park y en sendas a lo largo de la Autopista del West Side, además de entrenar de forma ocasional en pista.
“Confío en que puedo batir el récord, pero no necesariamente quiero ponerle un tiempo”, dijo Price en entrevista telefónica. “Me mantengo en muy buen estado, y correr es una de mis pasiones. Eso me da una oportunidad de ayudar a la gente al tiempo que me dedico a mi pasión”.
Otros que apuntan a batir el récord de 400 metros que fijó Adam Shada, de Goldman Sachs Group Inc., un ex defensor del equipo de fútbol de la Universidad de Iowa, son el ex corredor de 400 metros de la Universidad de Princeton Jim Murphy, de Swap Financial Group LLC, y Steve Zieminski, dos veces campeón de la Universidad de Florida, de RBC Capital Markets.
Stuart, cuyo socio en Sageview, Kyle Peterson, ganó el primer Decatlón de Wall Street en 2009, hizo la mayor de las llamadas apuestas de beneficencia del evento de este año. Si no se bate el récord de los 400 metros, donará $50.000 al centro de cáncer.
“Me va a alegrar donar $100.000”, dijo Stuart en entrevista telefónica desde su oficina de Greenwich, Connecticut. “Hay muchas probabilidades de que se bata el récord, lo cual es genial. De eso se trata. Es una gran estrategia y también una gran causa”.
Uno de los organizadores del decatlón, Dave Maloney, dijo que el 100% de las donaciones se destinará al centro de cáncer. El objetivo es reunir $1,5 millones, unas tres veces el monto recaudado en 2011.
“En Wall Street hay muchos hombres y mujeres competitivos”, dijo Stuart. “La idea de que puedan competir en un evento como este, sabiendo que están reuniendo fondos para el tratamiento del cáncer pediátrico, me parece una gran idea”.

Bloomberg

Ver comentarios