Logo La República

Viernes, 19 de julio de 2024



NACIONALES


Ganadores y perdedores en la nueva era del arroz: todo lo que debe saber

El precio bajaría, aunque no para todos

Leiner Vargas lvargas@una.ac.cr | Jueves 13 junio, 2024


Foto crédito  Loren Biser / Unsplash
Foto crédito Loren Biser / Unsplash


Análisis: Leiner Vargas

Los costarricenses con bajo nivel de ingreso difícilmente verán una reducción en el precio del grano, tras el inicio de la Ruta del Arroz por parte del Gobierno.

Sin embargo, esto resulta sobre todo de un sistema de importación del arroz que data desde 2010.

Por otro lado, es de esperar que la mayoría de los consumidores paguen un costo menor por el grano.

Así – a grandes rasgos - las cosas…

Lo básico – el arroz importado tiende a ser barato

Lo básico es que es más barato importar el arroz que producirlo en Costa Rica, que enfrenta los problemas de los terrenos pequeños, así como las condiciones climáticas poco ideales para el cultivo.

Mientras otros países, sobre todo los Estados Unidos y Brasil, cuentan con las fincas grandes y mecanizadas, así como, condiciones climáticas y acceso a riego.

Incluso, el arroz de esos países es del tipo preferido por el paladar costarricense - blanco, suelto y de fácil cocción.

Lea más: Precio del arroz se mantuvo bajo debido a la eliminación de los aranceles afirma presidente Rodrigo Chaves

La novedad – el arancel bajo permite importar el arroz suramericano

Un importador puede traer el arroz de cualquier país aparte de los Estados Unidos, al pagar un arancel que pasó del 35% al 3,5%.

El arroz importado bajo este esquema vendrá sobre todo de Brasil, también de Uruguay y Paraguay o Argentina.

Con el arancel anterior, salvo en tiempos de desabasto no hubo forma para efectos prácticos de importar el arroz suramericano.

Reducir el arancel debe ser positivo, ya que estimula la competencia – no tendría sentido restringir la importación de Sudamérica, solo permitiendo la libre importación de los Estados Unidos.

El arancel pagadero por el arroz importado de los Estados Unidos quedará en cero el año entrante, tras haber sido desgravándose desde 2010 bajo los términos del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y los Estados Unidos.

Los beneficiados – la mayoría de los consumidores pagarían menos por el arroz

El precio del arroz fluctuará dependiendo del precio en los mercados internacionales.

Sin embargo, se espera que la mayoría de los consumidores en promedio pagara menos por el arroz, ya que el grano importado – sea de Brasil con arancel bajo o los Estados Unidos con arancel cero - sustituye al grano anteriormente producido por los pequeños cultivadores nacionales a precio alto.

Los segmentos altos de la población siempre han tendido comprar el arroz de calidad 90/10 o mejor.

Otro factor en determinar el precio al consumidor es el grado de la competencia en la cadena nacional de importación y distribución, así como la venta al detalle.

Lea más: Regreso de la Ruta del Arroz bajará impuestos de 35% a 3,5% para la importación del grano

En buena teoría, debe haber un nivel adecuado de competencia, dada la presencia en el mercado de varias cadenas de supermercados y tiendas.

Los no beneficiados – los costarricenses con bajos ingresos

Las personas con niveles bajos de ingreso tenderán a comprar el arroz de alta calidad, a menudo pagando al mismo precio que la variedad 80/20.

Sin embargo, no verán una reducción en el costo, lo que es su principal preocupación, ya que el arroz representa casi el 5% de su canasta de consumo.

Esto porque el mercado ofrecerá poco arroz de calidad 80/20, lo que es barato comparado con las variedades del 99/01, 95/05 e incluso el 90/10, ya que casi todo el arroz importado es de alta calidad.

Habrá disponibilidad del arroz 80/20 del cultivo nacional; sin embargo, la cantidad será baja.

Parte de la producción nacional se mantendrá – los grandes arroceros se mantendrán competitivos

Los grandes productores costarricenses - hasta unas 200 arroceros - mantendrán una cuota del mercado nacional, al ser suficientemente eficientes para competir con el arroz importado.

Se trata de las fincas que producen 5 o más toneladas de arroz por hectárea, sobre todo en Guanacaste, una área que tiende a contar con las condiciones climáticas favorables, incluido el buen riego.

La muerta anunciada - los pequeños productores nacionales desaparecerán

Las pequeñas fincas deberían encontrar otros cultivos para seguir operando, ya que no hay forma de que ellas produzcan el arroz a un precio competitivo.

El derecho de importar con un arancel bajo de países como Brasil será la estocada para los pequeños arroceros costarricenses, cuyo costo de producción es alto.

Sin embargo, la desaparición ha sido prevista ya por varios años, tras la desgravación del arancel aplicable al arroz importado de los Estados Unidos.


El Experto


Nombre Leiner Vargas
Oficio Economista catedrático
Ente Universidad Nacional
Formación Doctorado de la Universidad de Aalborg



NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.