Enviar
Gallo viejo, con el ala mata
Gran primera parte y mala segunda, mostró la selección ante Francia

La experiencia, malicia, ambición y capacidad de la selección de Francia fueron determinantes en la victoria 2 - 1 lograda ante Costa Rica, que aunque se entregó en la ciudad de Lens, al final fue derrotada.
Hasta el minuto 80, lo mejor para el equipo nacional era un honroso marcador igualado a un gol, sobre todo gracias a la magistral actuación de Keylor Navas, convertido en toda una muralla.
Francia estaba urgida de una victoria, la necesitaba el equipo, pero sobre todo la requería su entrenador Raymond Domenech, quien está sumido en las críticas y a quien ya le anunciaron que tras el mundial dejará el puesto.
Por eso dejó atrás el planteamiento más conservador, en el que utilizaba dos volantes de marca y fue ofensivo, apostando por una victoria que elevara sus acciones de cara al Mundial.
Costa Rica lucía como el rival indicado para lograr el cometido, pero en la mente de los nacionales la idea era otra, querían aguar la fiesta montada en el estadio Félix Bollaert, lleno en sus más de 41 mil localidades.
Así que el juego comenzó al ritmo francés, eran los “gallos” locales los que atacaban a su presa, pero sin generar peligro, ya que el “gallito” tico, lucía respondón.
Y vaya que la respuesta fue grande, cuando al minuto 11 Carlos Hernández, parado frente al área, soltó uno de sus característicos obuses, que fue directo a la red tras superar al arquero Steve Mandanda.
La idea le daba frutos a Ronald González, quien no se preocupaba por marcar en zonas libres de peligro, pero una vez que los franceses pasaban la media cancha la marca era férrea.
El juego estaba controlado, salvo por la izquierda, donde Franck Ribéry se deleitaba con Roy Myrie y justo en una corrida, envió al centro, con tan mala fortuna para la nacional, que en el intento por despejar, Douglas Sequeira más bien la metió en el propio marco. 1-1.
Pero Costa Rica mantuvo muy clara la idea, ordenado en la media cancha, marcando fuerte en la última línea y a la espera de un descuido para llevar peligro al marco de Mandanda.
La tuvo facilito Marco Ureña pero su remate salió desviado y luego, tras un tiro de esquina, Bryan Ruiz, quien lució muy poco, remató de cabeza y la pelota se estrelló en el vertical, antes de que el silbatero diera por finalizados los primeros 45 minutos.
Algo sucedió en los camerinos, pero la historia cambió, Francia pasó a dominar por completo, las acciones se desarrollaban en territorio tico y el partido fue un monólogo, donde el protagonista fue Navas.
Las ideas en Costa Rica se perdieron, lo mismo que la marca y el orden, pasando de jugar con el balón a correr detrás del mismo y a ver como Navas paraba metralla cada minuto.
Evra, Malouda, Ribéry y Gourcoff se unieron a tocar y se divertían, gestando oportunidades y con la convicción de que el gol del triunfo iba a llegar. Ojo, en la única llegada de la nacional, Winston Parks, quien no hizo nada de nada, lo mismo que Cristian Bolaños, la dejó ir.
Pero cuando parecía que la diosa Fortuna iba a dar un empate a Costa Rica, surgió Mathieu Valbuena para apostar al remate de lejos, con potencia y cruzado, que logró lo imposible, vencer a Navas.
Con el 2-1, se acabó el juego, ahora Francia se enrumba a Sudáfrica y Costa Rica a Suiza.

Consulta: transmisión de canal 7
Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios