Gais presionan a presidente Solís
Los líderes de la comunidad gay, como Marco Castillo, del Movimiento Diversidad, no descartan realizar manifestaciones contra el Gobierno si no se discuten los proyectos de su interés. Gerson Vargas/La República
Enviar

Exigen debate de sociedades de convivencia en sesiones extraordinarias

Gais presionan a presidente Solís

Partidos cristianos recomiendan no dificultar Asamblea con “planes en contra de la familia”

Debido a que en seis meses el proyecto de sociedades de convivencia apenas ha avanzado en el Congreso, Marco Castillo, representante del Movimiento Diversidad, exige al Gobierno no detener en las sesiones extraordinarias la discusión de los planes que pretenden igualar derechos hacia la comunidad gay.
La solicitud se debe a que durante diciembre y abril será el presidente Luis Guillermo Solís quien defina la agenda de los proyectos que discutirán los congresistas.
En caso de que el mandatario no ponga a discusión dicho plan, ese colectivo que promueve la defensa de los derechos humanos entendería que Luis Guillermo los “engañó a cambio de sus votos”.
En buena teoría, este jueves el Ejecutivo dará a conocer los proyectos que se discutirán durante los siguientes meses.
Entre las iniciativas que podría convocar el Presidente a discusión se encuentran el fideicomiso para la ruta a San Ramón, la aprobación de la técnica de fertilización in vitro y el plan antievasión
Conforme avancen los meses, el Ejecutivo enviará el proyecto del IVA y la renta global, así como eventualmente una ley de empleo público y pensiones.
En ese sentido, Castillo considera que sin importar la polémica lista de iniciativas que pretende el Gobierno, Solís no debe tener miedo de discutir los planes de derechos humanos.

201411262331200.n22.jpg
“En campaña, el señor Presidente se comprometió con nosotros a impulsar nuestros proyectos y ahora queremos ver esa voluntad plasmada. Si no lo hace, entendemos que por ejemplo el izar la bandera gay en Casa Presidencial, no fue otra cosa que un simbolismo y un engaño”, expresó Castillo.
El proyecto de sociedades de convivencia valida una serie de derechos civiles entre parejas del mismo sexo, como la posibilidad de heredar, acceder a préstamos de manera conjunta y ser reconocidos por el Estado como cualquier otra pareja.
Para los partidos cristianos en el Congreso, la exigencia de los homosexuales es contraproducente para los intereses del país.
Esto, porque el clima político en la Asamblea podría enrarecerse, explica Abelino Esquivel, jefe de fracción Renovación Costarricense y, por tanto, habría estancamiento de otros proyectos.
“Para que las sesiones extraordinarias sean exitosas, el Gobierno debe enfocarse en los proyectos que generan acuerdos y jamás en aquellos planes que dividen. Ese es el caso del proyecto de sociedades de convivencia. Nosotros como partido, solo creemos en la unión entre heterosexuales, pues lo demás va en contra de la naturaleza”, agregó Esquivel.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios