Enviar
G-7 teme que proteccionismo profundice recesión

Bloomberg
Distintas procedencias


Los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete buscarán garantías recíprocas de que la recesión no dará lugar a una ola de proteccionismo que profundice la crisis.
Mientras los ministros de Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales se disponen a reunirse en Roma el 14 de febrero, funcionarios de Tokio a Berlín manifiestan su temor a que el deseo de ayudar a las empresas y de poner freno al desempleo lleve a los gobiernos a erigir barreras comerciales.
Los legisladores estadounidenses incorporaron una cláusula de “compre nacional” a un paquete de estímulo y el presidente francés Nicolas Sarkozy exige que las empresas fabricantes de automóviles mantengan la producción local a cambio de ayuda.
Lo que se teme es que los estrategas políticos repitan el error que se cometió durante la Gran Depresión, cuando una espiral de proteccionismo asfixió el comercio global y prolongó el sufrimiento económico.
“Hay una creciente preocupación en relación con un brote de proteccionismo”, dijo a la prensa el viceministro de Finanzas alemán Joerg Asmussen en Berlín.
El ministro de Finanzas japonés, Shoichi Nakagawa, dijo ayer que quería mantener una discusión “franca” con el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Timothy Geithner, sobre la cláusula “compre nacional” de un paquete de estímulo que avanza en el Congreso. Exigiría que el acero y otros elementos utilizados en proyectos de infraestructura sean de origen estadounidense. El Senado votó el 5 de febrero que la cláusula debe respetar los acuerdos comerciales internacionales.
PSA Peugeot Citroen y Renault SA recibirán préstamos del gobierno francés de 3.000 millones de euros ($3.900 millones) cada una luego de comprometerse a preservar los empleos y la producción en Francia. La Comisión Europea, que controla si la ayuda del gobierno distorsiona la competencia, dijo que las condiciones pueden violar las normas de la UE.
En Gran Bretaña, los trabajadores protestan contra el uso de mano de obra extranjera en el país, lo que llevó al primer ministro británico Gordon Brown a decir esta semana que los gobernantes del mundo deben estar atentos a un brote de proteccionismo. Al anunciar descuentos de 2.000 millones de euros para el cambio de autos y artefactos para el hogar, el primer ministro italiano Silvio Berlusconi dijo que Indesit SpA debería suspender los planes de cerrar una planta de lavavajillas en Turín para instalarla en Polonia.
El G-7 debe “comprometerse con claridad a controlar la actual presión proteccionista y aislacionista”, dijo Marco Annunziata, economista en jefe de UniCredit MIB en Londres. “Un aumento del proteccionismo sería muy perjudicial para todos”.
El Fondo Monetario Internacional estimó el mes pasado que el volumen del comercio global se contraerá un 2,8 % este año después de crecer un 4,1 % en 2008. El comercio no se ha contraído desde 1982, según el Banco Mundial.
Toda promesa del G-7 de evitar el proteccionismo puede caer en el olvido muy pronto. La promesa que hicieron en noviembre los líderes del Grupo de los 20 de no erigir nuevas barreras comerciales fue ignorada en el transcurso de un mes, cuando Rusia aumentó los aranceles a la importación de automóviles, China restableció las exenciones impositivas para los exportadores e India impuso límites a la importación de acero.
El alemán Asmussen dijo que si bien en Roma se analizaría la paridad cambiaria, “no esperaría sorpresas”. Economistas de Barclays Capital dijeron ayer que es probable que el grupo “confirme su preocupación respecto del carácter indeseable de una excesiva volatilidad cambiaria, pero se abstendrá de mencionar países específicos”.
Makoto Utsumi, ex jefe de cambio del Ministerio de Finanzas de Japón, dijo la semana pasada que el G-7 puede reiterar el pedido de que China aumente la flexibilidad de su moneda. “Puede destacarse el caso del yuan”, dijo.
El G-7 está integrado por los Estados Unidos, Japón, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Francia y Canadá. Sus ministros de Finanzas cenarán juntos el 13 de febrero y al día siguiente mantendrán conversaciones antes de dar a conocer un comunicado.
Ver comentarios