Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



GLOBAL


Futuro de Grecia en la zona euro podría peligrar de nuevo

Bloomberg | Martes 05 abril, 2016



 Grecia podría volver a enfrentarse a la amenaza de un impago y de quedar fuera de la zona euro si la revisión del programa de rescate se alarga hasta junio o julio, según autoridades europeas responsables de controlar el lento avance de las negociaciones del primer ministro griego Alexis Tsipras con los acreedores.
Grecia aún no ha llegado a un acuerdo en materia de pensiones, administración tributaria o déficit fiscal.
Otros asuntos como los préstamos morosos y la propuesta de un fondo de privatización continúan ralentizando las negociaciones, según autoridades europeas que pidieron no ser identificadas porque las negociaciones aún no han concluido. El Fondo Monetario Internacional representa otro obstáculo, señalaron las fuentes.
La directora gerente del FMI Christine Lagarde se vio envuelta en una disputa con Tsipras durante el fin de semana cuando el líder griego cuestionó la “buena fe” de los funcionarios del fondo que llevan adelante las negociaciones después que el 2 de abril WikiLeaks publicó la supuesta transcripción de una llamada interna del FMI.
Como respuesta, Lagarde difundió una carta que insinuaba que el gobierno griego había espiado a su equipo y filtrado el documento.
La transcripción muestra a tres funcionarios del fondo analizando la forma de presionar a la canciller alemana Angela Merkel para que ceda a sus pedidos de alivio de la deuda griega.
Los bonos griegos cayeron en tanto el rendimiento de los bonos 2017 trepó 130 puntos básicos a 10,22%. Se trata del salto más grande en más de dos semanas y el primero en cuatro ruedas de operaciones.
Grecia, el miembro más endeudado de la zona euro, estuvo a punto de ser expulsada de la unión monetaria en julio antes de que los líderes nacionales acordaran un tercer paquete de rescate tras intensas negociaciones durante toda una noche en Bruselas.
Merkel facilitó la salida del estancamiento al insistir en que dejar a Grecia fuera de la zona euro sería imprudente y sembraría el caos.
Aunque los responsables europeos se han mostrado optimistas públicamente respecto a la revisión del rescate, todas las partes tienen dudas sobre la capacidad de Grecia para cumplir los objetivos de presupuesto fijados por el programa del año pasado.
Los temores han aumentado con la pérdida de aliados de Syriza, el partido de Tsipras, y con el aumento de las exigencias de los negociadores del FMI a la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.
“Creo que la probabilidad de otra crisis griega para el verano es bastante alta”, dijo Carsten Brzeski, economista jefe de ING Diba en Fráncfort.
“Dado el ritmo extremadamente lento de la implementación, la revisión, la pérdida de popularidad de Syriza en los sondeos de opinión y el escaso interés por un alivio de la deuda, creo que ya se está fraguando la próxima crisis. Solo es cuestión de tiempo”.
Las finanzas de Grecia tienen que hacer frente a una serie de pagos que culminan en el vencimiento de una deuda de 2.300 millones de euros ($2.600 millones) el 20 de julio.
El Gobierno de Atenas no recibirá otra inyección de capital del programa de 86 mil millones de euros hasta que los responsables europeos respalden su progreso en el cumplimiento de las condiciones establecidas.