Enviar

BCIE y acreedores negocian deudas de Alterra
Futuro de aeropuerto se aclararía la próxima semana

• Empresa a cargo del Juan Santamaría inauguró ocho salas de abordaje para atender demanda turística de fin de año.
• Al menos 17 aviones más podrían ser atendidos por semana

Krystal Echeverría
[email protected]  

El futuro del Aeropuerto Juan Santamaría y de la empresa Alterra como administradora de la terminal podría aclararse a inicios de la próxima semana.
Esto por cuanto representantes del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) han mantenido reuniones con la Corporación Financiera Internacional (IFC), para negociar la compra de la deuda que acarrea actualmente la empresa administradora.
“Las negociaciones están en marcha y esperamos que para inicios de la semana podamos obtener una respuesta positiva por parte del BCIE”, comentó Viviana Martín, viceministra de Transportes.
Si el proyecto es adquirido por la entidad financiera centroamericana existen tres pasos a seguir: continuar con Alterra como operador, contratar otro operador internacional u otorgarle al Consejo Técnico de Aviación Civil (CETAC) la administración aeroportuaria.
“Si no hay compra, se continuará con la cancelación de servicios de Alterra, este proceso tiene un plazo aproximado de seis meses luego de tomada la decisión”, agregó Martín.
La información fue confirmada durante un acto efectuado este viernes en el cual, luego de un atraso de varios meses, Alterra logró inaugurar ocho nuevas salas de abordaje.
Las nuevas salas corresponden al proceso de modernización y ampliación que se había suscrito entre el Ejecutivo y el gestor interesado.
La apertura pretende satisfacer el ingreso de visitantes al territorio nacional que para esta temporada alta presentaría un incremento del 15% en comparación a 2006. Además la conclusión de obras permitirá que se pueda recibir 17 aeronaves más.
“Venimos ampliando significativamente el aeropuerto y esta apertura representa que el país acelera su paso hacia el desarrollo”, expresó Martín.
Las obras tienen un valor que ronda los $15 millones. Además de la construcción de salas, el plan de ampliación establece el acondicionamiento de 4.400 metros cuadrados de espacio adicional, utilizados para salas de abordaje, cuatro puentes y seis puestos más de migración.
El desarrollo de esta nueva etapa del aeropuerto representa un crecimiento del área cercano al 100%.
Asimismo, el área donde se encontrarán los puestos de migración se amplió, para que a partir de ahora estén disponibles 18 ventanillas de atención al viajero.
“Luego de muchos contratiempos, Alterra logró poner al servicio del usuario estas nuevas salas y puentes que facilitarán el flujo de viajeros a través de este aeropuerto”, manifestó Mónica Nagel, directora ejecutiva de Alterra.
“Estamos complacidos con el proyecto ya que permitirá satisfacer la demanda de turistas que ingresan al país así como incrementar en algún futuro el número de vuelos”, declaró Santiago Camacho, gerente general de Iberia Costa Rica.

Ver comentarios