Enviar
Futuro de tasas de interés es incierto

Eventuales alzas dependerían de que el tipo de cambio se despegara de la banda inferior, pero lo que suceda en EE.UU. también podría incidir

Agustina Cobas
[email protected]

¿Al alza o a la baja? Cualquiera de las dos alternativas podría ser el próximo camino a seguir por las tasas de interés en colones, a pesar de que durante los últimos meses han mostrado una tendencia a la baja.
Esto debido a que cada vez son más los elementos que inciden en la estructura de tasas de interés locales, pues no solo los acontecimientos de la economía interna las determinan, sino también lo que pueda suceder en la economía más grande del mundo y principal socio comercial de Costa Rica.
Los acontecimientos en Estados Unidos son los que han llevado al Banco Central de Costa Rica (BCCR), en su intento por defender la banda inferior del régimen cambiario, a reducir las tasas de captación de corto plazo al 3,25%, para desincentivar los capitales especulativos que podrían venir al país a aprovechar el diferencial de tasas luego de las reducciones que las tasas de interés en Estados Unidos han tenido.
Esta modificación hizo caer las tasas activas y pasivas, derivando en tasas reales negativas para los inversionistas, y en tasas muy atractivas, pero riesgosas, para los tomadores de crédito.
Aunque la tendencia ha sido a la baja, la leve alza que mostró el tipo de cambio semanas atrás, como consecuencia de una reducción en la oferta de dólares en el mercado cambiario, podría cambiar el panorama si la situación se mantiene.
En este contexto, las tasas de interés, cuyo comportamiento está ligado a lo que suceda con el tipo de cambio, podrían tomar cualquier rumbo, dependiendo de lo que ocurra tanto en Costa Rica como con las tasas en Estados Unidos.
No obstante, como las actuales tasas reales son negativas, situación que en el mediano y largo plazo no es sostenible, varios analistas consideran que ya no habría espacio para nuevos recortes.
“En nuestra opinión, las tasas de interés de corto plazo pasivas están alcanzando ya sus niveles mínimos bajo las condiciones actuales tanto nacionales como internacionales”, opinó Alvaro Gómez, gerente de BN Valores.
No obstante, futuras reducciones dependerán también de las medidas que tome la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, agregó Gómez.
El economista Luis Mesalles coincide en señalar que aunque queda poco margen para que sigan bajando, lo que la Fed decida en sus próximas reuniones tendrá incidencia, pues si bajan, el Central volverá a bajarlas para impedir que quede un diferencial atractivo para el capital especulativo, el cual, según el Central, lo ha obligado a comprar el exceso de dólares en el mercado cambiario y volcar colones a la economía, presionando al alza la inflación.
Sin embargo, el hecho de que el tipo de cambio haya logrado despegarse un poco de la banda inferior días atrás plantea la posibilidad de que las tasas suban eventualmente.
“Si el tipo de cambio se despegara de la banda inferior, cabría esperar que el nivel nominal y real de las tasas de interés aumente”, comentó el economista Alberto Franco.

Aunque el Central ha insistido en que su meta principal es el control de la inflación, las reducciones en las tasas de interés, que incentivan el consumo y consecuentemente la inflación, cuestionan la política de la autoridad monetaria.
“El problema es que no tenemos información más transparente del BCCR en cuanto a lo que se propone hacer. Todo parece indicar que por ahora renunció al control de la inflación, y lo que le preocupa es el tipo de cambio. Por lo tanto, no hará nada con las tasas, pero que hay razones para que suban, las hay”, manifestó Danilo Montero, gerente de Grupo Interbolsa.
Sin embargo, la colonización de las inversiones a corto plazo que los inversionistas locales han estado buscando se convierte en un elemento más que presiona las tasas a la baja.
“Si esas expectativas se mantienen, las tasas en colones podrían bajar más, porque se trata de un exceso de recursos en colones que tiene como efecto la baja en su precio, es decir, en la tasa de interés”, comentó el economista Félix Delgado.


Ver comentarios