Futurismo desafía las construcciones de altura
Enviar

Una edificación giratoria, dinámica y con criterios de sostenibilidad pareciera ser un mito o una idea sacada de una película de ciencia ficción, lo cierto es que se trata de una propuesta presentada por el arquitecto David Fisher en 2008 y está previsto que esta torre aloje el Dynamic Tower Hotel, que ofrecerá vistas de 360 grados de toda la ciudad.

Este rascacielos único y futurista se desarrollaría en la ciudad de Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos, su construcción sería para 2020.

El proyecto presenta una opción sostenible, colocando turbinas entre cada piso para conseguir la oscilación. Además, en su techo habrá paneles solares.

David Fisher, fundador y presidente de la firma Dynamic Architecture Group, anunció al mundo que la torre se construiría con 80 niveles, pero que además tendría la capacidad de dar un giro completo de 360º cada 90 minutos.

Para Ronald Steinvorth, ingeniero y presidente de la compañía IECA Internacional, este tipo de estructura propone todo un reto para la ingeniería, pues es una innovación y sería la primera torre que se construye de ese tipo. Básicamente consiste en pisos separados, unidos a una columna central, que pueden girar individualmente con la velocidad y dirección del movimiento controlado por los residentes con tecnología de control de voz.

La torre dinámica de Dubái tiene prevista su finalización en 2020; sin embargo, a nivel mundial hay mucho escepticismo, debido a los riesgos que trae una construcción como tal, ya que por ejemplo se debe contemplar la velocidad del viento, el peso de la estructura, los materiales, el movimiento y otros factores que influyen en el diseño estructural de un edificio normal y que en este no quedarían exentos.

Para Steinvorth, muchos de estos problemas deben ser resueltos, puesto que un edificio dinámico debe ser diseñado para resistir las cargas permanentes, pasajeras, de sismo, de vientos, sin importar la posición en que se encuentre debido a su movimiento.

“Si en el diseño se consideran correctamente los efectos dinámicos y estáticos de todas las fuerzas, la estructura será segura. Una manera de construirla sería prefabricando cada piso combinando este sistema con métodos tradicionales de construcción. Hay que señalar que la firma estructural a cargo del diseño es una de las más famosas del mundo.

Una torre de este tipo para Costa Rica o la región

Para el ingeniero y presidente de IECA Consultores, no se debe descartar que en un futuro sea posible una construcción de este tipo en la región. Esto sería posible dentro de una perspectiva técnica, pero el costo de un proyecto de esa categoría es prohibitivo para una economía como la nuestra.

“En este momento no sería rentable y no existen empresas que puedan invertir sumas de esa magnitud ni gente que pueda pagar el precio. La Torre de Dubái costaría $327 millones”.