Foto 1
“Lo importante es que la empresa o el empresario tenga claro qué busca con la compra y cuál será su beneficio a mediano y largo plazo”, señaló Roberto Ponce, mánager de Invermaster.
Enviar

Anímese a ampliar sus mercados

Fusiones y adquisiciones exitosas

Empresas con cuentas claras y ordenadas son más apetitosas

La adquisición de una nueva empresa no solo le abre la posibilidad de acceder más rápido a un determinado segmento del mercado, sino además a una tecnología o conocimiento estratégico, diversificar el portafolio de negocios e, incluso, absorber a su competidor.

201306022115590.in22.jpg
Por ejemplo la empresa Florida Ice and Farm, al comprar la mayor empresa cervecera independiente en Estados Unidos y establecer alianzas con empresas nacionales como Musmanni y Coopeleche, diversificó su negocio, absorbió competencia y amplió su tamaño en poco tiempo.
“Ingresar en el mercado estadounidense representa una puerta de oportunidades importantes para el futuro en uno de los mercados más grandes del mundo al tiempo que nos libera parcialmente del riesgo de depender de un único mercado en el área centroamericana mientras que la adquisición de Musmanni y Florida Lácteos, nos facilitó el ingreso a nuevas categorías de productos”, señaló Guisele Solís, directora de Relaciones Corporativas de Florida Bebidas.
Si usted piensa en nuevas adquisiciones debe estar claro que le permitan ampliar sus inversiones en negocios de consumo masivo, fortalecer los ya existentes o ingresar en nuevas categorías de productos que le permitirán crecer en el tiempo de manera sana y sostenible.
Antes de lanzarse al agua, es necesario definir sus objetivos de corto, mediano y largo plazo, precisar el alcance de ellos y valorar si resulta más conveniente comprar una empresa en marcha o por el contrario, una que esté a punto de dar sus primeros pasos.
“Lo importante es que la empresa o el empresario tenga claro qué busca con la compra y cuál será su beneficio a mediano y largo plazo”, señaló Roberto Ponce, mánager de Invermaster.
No hay plazo definido en cuanto al tiempo que puede tardar la compra de un negocio en marcha, podría ser cuestión de tres o cuatro meses o incluso tardar más de un año. Asimismo, el inicio de la nueva adquisición puede ser riesgoso, pues se debe lograr una adecuada integración del nuevo negocio, incluyendo apalancar recursos y capturar sinergias.
En línea con ello, resulta necesario contar con la asesoría adecuada además de contar con la información correcta de manera oportuna y veraz sobre la situación financiera de la empresa.
Las estrategias a seguir en busca de un socio estratégico son variadas, cada una de ellas orientada a identificar el comprador o vendedor ideal.
A menos que el comprador y vendedor se conozcan muy bien —son muy pocos los casos— dar la sensación de “desorden” en la información hace que el comprador tenga que profundizar mucho más en sus revisiones y pedir más para luego validarla, o incluso en ocasiones optar por “construir” información de la empresa pues la disponible era insuficiente o no confiable, lo que alarga los procesos, comentó al respecto Federico Zamora, vicepresidente de Invermaster.
La adquisición permite mejorar el desempeño financiero, remover el exceso de capacidad, acceder a los nuevos mercados para productos además de adquirir nuevas destrezas más rápido.


Gabriela Vargas
[email protected]

Ver comentarios