Furioso jefe vaquero
Tony Romo, mariscal de los Vaqueros de Dallas, no tiene explicaciones de por qué el equipo no juega mejor, tras ser desnudados por los Pieles Rojas de Washington.Tom Pennington-AFP/La República
Enviar

Furioso jefe vaquero

Dallas perdió juego clave y los Halcones alzan vuelo

Hace dos años, Jerry Jones, dueño de los Vaqueros de Dallas despidió al entrenador Wade Phillips, avergonzado porque sus muchachos perdieron en bochornoso partido con los Empacadores de Green Bay en la semana diez de temporada.
El jueves pasado, en Día de Acción de Gracias, sus Vaqueros fueron exhibidos a escala internacional en el partido que la propia familia Jones, consideraba el más importante de la campaña, ante sus acérrimos rivales, los Pieles Rojas de Washington.
Dallas cayó 38-31, un marcador que ni siquiera reflejó el dominio físico y táctico que tuvieron los Pieles Rojas en el Cowboys Stadium y el jefe, el que paga, montó en cólera.
“Estoy muy molesto. Creo que este era un juego crítico para nosotros porque era un oponente divisional. Estoy como todos los que estuvimos aquí. Repaso nuestros números; veo donde estamos y lo mal que jugamos contra este equipo”, agregó Jones.
Precisamente el triunfo de Washington le permitió cazar a los Vaqueros con cinco victorias y seis derrotas cada uno, en el segundo lugar de la División Este de la Conferencia Nacional, liderada por los Gigantes, que descansaron en la semana 12.
“Tenemos que encontrar la manera de hacer mejor las cosas”, dijo el mariscal de campo Tony Romo. “Creo que hay cosas que todo el mundo puede ver que necesitamos hacer mejor. Ni siquiera sé bien cómo explicarlo, pero necesitamos jugar mejor”. Romo fue uno de los pocos que se salvó de la quema del jueves.
Ayer, Matt Ryan lanzó para 353 yardas y se sobrepuso a dos pérdidas de balón, al liderar otra marcha tardía de touchdown para dar a los Halcones de Atlanta la victoria, 24-23, sobre los Bucaneros de Tampa Bay.
Ryan se conectó con Julio Jones en un touchdown de 80 yardas en el tercer cuarto, sin embargo los líderes de la NFC Sur se encontraron abajo en el marcador, 23-17, después de que los Bucs anotaran un touchdown y después forzaron un balón suelto de Ryan que capitalizaron con un gol de campo.
Un acarreo de touchdown de una yarda de Michael Turner puso a Atlanta arriba en el marcador con 7:55 por jugar. Connor Barth falló un intento de 56 yardas para Tampa Bay (6-5) en los minutos finales, y la racha de cuatro triunfos consecutivos de los Bucs llegó a su fin cuando un pase de Josh Freeman cayó incompleto en la zona final sin tiempo en el reloj.
La victoria le permitió a los Halcones (10-1) mantener el ritmo de los Tejanos de Houston para tener el mejor récord de la NFL.
En San Diego, Justin Tucker convirtió un gol de campo de 38 yardas con 1:07 por jugar en el tiempo extra para completar una remontada para los Cuervos de Baltimore, quienes vencieron a los Cargadores de San Diego 16-13.
Los Cuervos (9-2) ganaron su cuarto partido consecutivo y consiguieron su octavo triunfo en los últimos nueve partidos. Los Cargadores (4-7) quedaron cerca de ser eliminados de los playoffs.
En Nueva Orleans, Ahmad Brooks y Donte Whitner regresaron intercepciones para anotación, los 49ers capturaron a Drew Brees cinco veces, y San Francisco terminó con la racha de tres victorias de los Santos 31-21, ayer domingo.

201211260024410.a77.jpg

Gaetano Pandolfo
[email protected]
Consultas EFE y ESPN

Ver comentarios