Enviar
El domingo se celebrará el Día Mundial sin Tabaco, designado por la Organización de Naciones Unidas
Fumar deja de ser moda entre jóvenes
País impulsaría proyecto de ley que busca mermar el hábito del fumado

La buena noticia es que el fumado ya no es considerado como una moda entre los jóvenes locales, que actualmente consumen menos cigarrillos, en comparación con años anteriores.
La noticia no tan buena es que sigue siendo permitido el consumo del tabaco en sitios como restaurantes, bares e instalaciones deportivas y culturales, lo cual obliga a los no fumadores a inhalar el humo secundario.
En lo que a los jóvenes se refiere, el año pasado tan solo el 9,6% de los adolescentes entre los 13 y 15 lo constituían fumadores activos, cifra por debajo del 16,2% en 2002, según la encuesta sobre tabaco en jóvenes del Instituto de Alcoholismo y Fa
rmacodependencia.
Mientras tanto, el público queda expuesto al humo de los fumadores, actualmente hay un proyecto de ley ante el Plenario de la Asamblea Legislativa, que vendría a reglamentar el Convenio Marco para el Control del Tabaco, que Costa Rica firmó en julio de 2008, que específicamente prohibiría el fumado en sitios públicos, además implementaría un aumento en el gravamen sobre los cigarros, con el objetivo de financiar programas de prevención y fortalecimiento a la Red Oncológica Nacional.
En este sentido si una persona adquiere una cajetilla de 20 cigarrillos deberá pagar solo en impuestos ¢2 mil, más del doble de lo que cuesta actualmente.
Junto al incremento en tributos, el proyecto de ley prohibirá el consumo de tabaco en el trabajo, lugares públicos cerrados, instalaciones donde se practique deporte, competencia, actividades culturales, jardines, ferias y centros de salud.
Asimismo, se prohibirá cualquier tipo de publicidad para promover el uso de este producto.
No obstante, el proyecto enfrenta la oposición de las tabacaleras, pese a las críticas de los especialistas en salud pública.
“Está comprobado que un cigarrillo no tiene ningún efecto benéfico. Los no f
umadores tenemos derecho a un ambiente sano y no tenemos por qué inhalar el humo de otros”, afirmó María Luisa Avila, ministra de Salud.
Por su parte las tabacaleras aseguran que no promocionan el fumado entre los jóvenes, y se oponen a una eventual prohibición del fumado en sitios como bares.
“Aunque se debería prohibir el fumado en áreas cerradas de lugares donde los no fumadores deben ir, los propietarios de establecimientos como restaurantes, cafeterías, bares y discotecas deberían mantener su derecho de establecer o no áreas de fumado”, dijo Susana Salas, gerente de Asuntos Corporativos de Tabacalera Costarricense.
La prohibición en sitios públicos y eliminación de la propaganda ocasionarían más contrabando y falsificación, agregan los industriales.
“La experiencia ha demostrado que una cantidad importante de adultos optará por fumar —a pesar de las medidas restrictivas— y una mayoría lo hará porque le gusta fumar”, dijo Gerardo Lizano, gerente de Asuntos Corporativos de British American Tobacco.



Natasha Cambronero y Yessenia Garita
[email protected]
[email protected]
Ver comentarios