Enviar
Cuatro de cada diez personas fuman entre uno y cinco cigarrillos por día
Fumadores pierden 13 años de vida

Yessenia Garita
[email protected]

Fumar no solo provoca enfermedades mortales, como cáncer o problemas del corazón. Un fumador pierde por cada cigarrillo que consume, entre cinco y 11 minutos de vida diarios.
“El cuerpo envejece directamente por el acto de fumar, no solo por los problemas de corazón o de pulmones. Fumar acelera el reloj de los cromosomas”, dijo Thelma Sánchez, especialista en cardiología del Hospital Cima.
Un fumador tiene 13 años menos de vida que la persona no fumadora.
Lo preocupante es que aunque los fumadores desean dejar ese hábito, muchos no logran abandonarlo, según una encuesta efectuada por la empresa Pfizer denominada Tabacómetro en Centroamérica y República Dominicana, entre 2.406 personas
Un 60% de los fumadores de la región ha intentado dejar de fumar en algún momento; sin embargo, la mitad de ellos alega que abandonar este hábito se convierte en un reto muy difícil.
“Las sustancias nocivas del cigarrillo dañan células. A mediano plazo, el tabaco eleva el colesterol y la tensión arterial, que predisponen a la enfermedad coronaria y al infarto de miocardio, entre muchas otras”, agregó Sánchez
El comienzo de esta adicción es cada vez más temprano, pues dos de cada diez personas fumadoras inician el consumo del cigarrillo antes de los 15 años de edad, determinó la encuesta.
“Un alto porcentaje de los fumadores empieza a consumir cigarrillos por curiosidad, pero después se le convierte en un hábito difícil de dejar”, explicó Genaro Cuesta, director médico de Pfizer.
Fumar solo uno o 20 cigarrillos provoca de igual manera serios problemas de salud. “Muchas personas dicen que ellos no padecerán enfermedades porque se fuman uno o dos cigarrillos al día, sin embargo, esto es erróneo, porque el cigarrillo mata, ya sea uno o dos al día”, explicó Sánchez.
A nivel regional, según la investigación de Pfizer, cuatro de cada diez personas fuman entre uno y cinco cigarrillos por día, debido a que lo consideran un tranquilizante que disminuye el apetito. La mayoría de los fumadores lo consumen con mayor frecuencia en la noche, después de comer y cuando se manejan situaciones de estrés.
Una cuarta parte de los entrevistados aseguraron sentirse rechazados por su adicción al tabaco.
Cada cigarrillo está compuesto por diversas sustancias cancerígenas, así como elementos letales, entre ellos el amonio, que se encuentra en los ingredientes de los limpiapisos; cadmio, que se usa en las baterías, y butano, que es el líquido de los encendedores.
“La capacidad adictiva de esta sustancia podría ser tan fuerte como la de la cocaína y en algunos casos la nicotina se utiliza como herbicida e insecticida, por lo que sus efectos en el organismo son altamente peligrosos”, dijo Gustavo Sáenz, farmacéutico.
Ver comentarios