Fuerte caída impositiva golpea finanzas públicas
Se trata del incremento de 1,3% acumulado a junio pasado, la cifra más baja desde la recesión del 2009.
Enviar

Una abrupta y fuerte caída en los ingresos del Gobierno está golpeando a la economía.

La nueva administración, desde que inició sus labores en mayo pasado, está buscando una solución al problema de los déficits, conformada por una combinación de incremento tributario y reducción de gastos.

Sin embargo, la presión para encontrar la solución está incrementando, con la caída a casi cero en el crecimiento de los impuestos en el primer semestre de este año.

Se trata del incremento de 1,3% acumulado a junio pasado, la cifra más baja desde la recesión del 2009.

En comparación, la recaudación en los tres años anteriores crecía en un promedio del 8%.

En tanto, los costos de operar el Gobierno siguen incrementando.

Los gastos de este en algunos casos podrían incrementar la productividad, incluida la inversión en la educación público, cuyo presupuesto actual es casi del 8% del PIB.

Por otro lado, hubo poca inversión en infraestructura vial y en el transporte público urbano, mientras casi todo el dinero del Gobierno se dedica a la compensación de los funcionarios, así como al servicio de la deuda, cuyo costo incrementa cada año.

20180809092346.billetes.jpg


Ver comentarios