Enviar
Fórmula de ajuste de precios y revaluación del dólar impiden rebaja en combustibles
Fuerte caída en precio del crudo no se reflejará en el país

• Mientras el barril de petróleo cayó $28 desde el 11 de julio, en Costa Rica ayer se solicitó un aumento

Danny Canales
[email protected]

La baja de $28 que ha registrado el precio internacional del barril de petróleo en los últimos 22 días no se sentiría en el mercado local.
Mientras ayer las cadenas de noticias internacionales reportaban que el costo del barril de crudo cayó a $119,17, en el país se aprobó un alza para sus derivados.
El aumento, que entrará a regir la próxima semana, será de ¢16 por litro de gasolina súper y de diésel, y de ¢17 por el de gasolina regular.
La difícil situación que enfrentan los conductores costarricenses responde al amplio margen de tiempo que hay entre las fijaciones de precio y a la revaluación del dólar.
Por ejemplo, mientras en países vecinos como Nicaragua es posible actualizar los costos de los combustibles por semana, aquí las fijaciones son mensuales.
Lo anterior les ha impedido a los nacionales disfrutar de mejores precios debido a la caída en los combustibles registrada en las últimas tres semanas.
En ese plazo el costo del barril pasó del precio histórico de $147,27 —registrado el 11 de julio— a $119,17, reportado ayer en las bolsas de Nueva York.
Además, en esta ocasión la revaluación del dólar con respecto al colón sería un elemento que impedirá que la caída del precio del crudo en el mundo se refleje en una rebaja local.
En las últimas semanas la moneda norteamericana se ha apreciado unos ¢30, y al compararla con los $28,1 que ha caído el barril de petróleo da un efecto casi neutro, explicó Alvaro Barrantes, director del Energía de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).
La metodología para ajustar los precios de los derivados del crudo en el país contempla como principales componentes el precio del barril de petróleo en las bolsas de Nueva York y la devaluación del colón.
En ese sentido, Barrantes dijo que al aplicar la fórmula de fijación de precio este lunes, dio como resultado leves bajas en algunos productos e incluso aumentos en otros.
La próxima fijación está prevista para el viernes 8 de agosto y para que los consumidores perciban una fuerte rebaja debería caer aún más el valor del crudo y además fortalecerse el colón.
Para tratar de corregir los problemas que presenta la metodología, la Aresep valora algunos cambios, adelantó Barrantes.
Con la medida se buscará que las fijaciones se den con los precios del crudo de los 15 días y no de un mes, como ocurre en la actualidad.
Un fallo de la Sala Constitucional del año pasado fue la causa de que la fijación de precios de los combustibles se dé mensualmente, pues ordenó que en todos los procesos de ajuste de costos se debe realizar audiencia pública.
“Actualmente el proceso de fijación de precios tarda tres semanas y se deben dar cinco días adicionales para publicar las nuevas tarifas en La Gaceta”, dijo Barrantes.
Ver comentarios