Enviar
Fuera paredes

Una habitación puede convertirse en multipropósito con pocos requerimientos

Melissa González
[email protected]

La forma de vida actual hace que cada vez las viviendas sean de tamaños más reducidos, por eso es importante que las familias reflexionen sobre la posibilidad de una habitación multipropósito.
“En básicamente un espacio abierto y amplio, donde puedan caber con comodidad dos y hasta tres actividades. Hoy en día lo que se ve más a menudo es la integración de la cocina, el antecomedor y sala de TV”, expresó Luis Carlos Jiménez Facio, arquitecto.
Con estos espacios se pueden obtener muchos beneficios no solo por moda y necesidad, sino también por calidad de vida, comentó Daniel Herrera, diseñador de interiores.
Por ejemplo, cuanto más espacio abierto, tanto más ventilación, una mejor utilización de luz natural y por ende menos consumo energético, así como mayor convivencia familiar.
“Con solo el hecho de abrir un espacio para cualquiera que sea el fin, se está optimizando más la funcionalidad de la casa”, comentó Jiménez.


Manos a la obra

Cómo optimizar un espacio de su casa

¿Existe en su casa una habitación que no sea usada a diario? No dude en quitarle el rótulo que hoy tiene y bautizarla como “Habitación a la orden” o “Multisala”. Ahí puede desarrollar una actividad creativa, como sala para ejercicios físicos, de estudio o de juego.
Hágase la siguiente pregunta: ¿existe alguna pared divisoria que pueda demoler? Si la respuesta es afirmativa, no lo dude. Antes, asegúrese que no tenga como propósito algún tipo de soporte estructural.

• La selección de los muebles es un factor que hay que contemplar, no todos los muebles son aptos para ser vistos desde todos los ángulos y todos sus lados.

• Aquello que no puede moverse, limita y empobrece. Si realmente debe conservar algún mobiliario pesado y de grandes dimensiones, instálale unas ruedas con las que pueda moverlo sin mayores esfuerzos.

• Si necesita regularmente una o más mesas para trabajo o estudio, puede decidirse por unas plegables o aquellas que se puedan rebatir sobre una pared, dejando espacio fácil y rápidamente.

• Una barra o una isla permiten dividir los espacios.

• No tener miedo a que la cocina sea parte de la sala, para ello esta debe contar con muebles atractivos.

• Un espejo es un buen recurso para ampliar la perspectiva, así como los colores claros en las paredes.

Fuentes: Luis Carlos Jiménez, arquitecto; Daniel Herrera, diseñador de interiores; Internet
Ver comentarios