Freno a turismo médico
Las empresas que incursionan en el turismo médico deben cumplir con un estándar internacional de calidad, indicó Jorge Cortés, presidente de Promed. Marco Monge/La República
Enviar

Solo un 2,2% de las firmas está acreditado por su calidad

Freno a turismo médico

Hay 1.200 empresas que ofrecen servicios en el país


La falta de acreditaciones que certifican la calidad de la industria de turismo médico en el país es la mayor limitante para que los profesionales de la salud compitan con otros destinos de la región.
El problema es que de las 1.200 empresas que ofrecen algún servicio vinculado con este sector, solo 30 tienen una acreditación internacional que las respalda ante los clientes extranjeros.

201311032234130.n33.jpg
Esta acreditación garantiza que cumplen los estándares de calidad exigidos por la medicina de primera clase. De los 30 solo la mitad posee el sello de Promed.
Como consecuencia, las empresas aseguradoras, centros médicos extranjeros y turistas en general prefieren pagar los procedimientos en países como México y Colombia.
Los pacientes tienen mayor confianza cuando saben que la clínica donde recibirán los servicios han reglado sus procesos con revisiones continuas, lo que genera un valor agregado.
Esta situación disminuye la posibilidad de los empresarios para formar parte de un mercado que exige la aprobación de estándares mínimos de calidad.
La acreditación es un proceso en el cual una entidad, separada y distinta, evalúa una organización de atención de salud para determinar si cumple con una serie de requisitos para mejorar la calidad de atención, de acuerdo con la Joint Comission International, una de las empresas acreditadoras más conocidas en América Latina.
Una certificación evalúa varios aspectos, entre ellos la infraestructura, la cual debe contar con accesos especiales, instalaciones remodeladas y equipo tecnológico de última generación.
Así como el personal médico, el grado de especialización que tienen los profesionales y la capacitación internacional.
Este procedimiento no es regulado por el Ministerio de Salud, pues es voluntario, por lo que no es requisito para su funcionamiento legal y le resta el interés a los empresarios.

Angie Calvo
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios