Freno a energías limpias en España
La producción y el consumo de energía solar serán cobrados por el Gobierno español, que pretende establecer un impuesto. Bloomberg/La República
Enviar

Freno a energías limpias en España

España proyecta obligar a los consumidores a pagar por la electricidad limpia que generan y utilizan ellos mismos, una medida inédita en todos los demás mercados.
Un nuevo proyecto de ley sobre el consumo de energía incluye una tarifa por la electricidad generada por los paneles solares u otras fuentes de energía renovable y utilizada in situ, muestra el texto. El borrador está siendo revisado por el organismo regulador del sector, la CNE.


España se propone reducir el crecimiento de la energía solar después de que los pagos a los productores contribuyeron a hacer subir las facturas de energía. Las medidas amenazan a su mercado fotovoltaico de pequeña escala, un sector que se halla en sus primeras etapas en tanto está en pleno auge en el Reino Unido, Alemania y Norteamérica. Las empresas de servicios eléctricos estadounidenses han intentado limitar los pagos por energía solar de techo en tanto son obligadas a abonar la energía no utilizada in situ a los productores.
“El decreto constituye un ataque a la libertad de mercado que apunta a no dejar que otros compitan con las empresas de servicios establecidas”, dijo en una entrevista José Donoso, director ejecutivo del grupo de interés en el área solar UNEF de España. “Es como si nos cobraran cuando apagamos los calefactores eléctricos y usamos la estufa de leña”.
El proyecto hará que la energía solar autogenerada sea más costosa que la electricidad comprada de la red, lo cual volverá antieconómicos a estos sistemas, dijo Donoso. Los consumidores ya pagan tarifas por acceso a la red eléctrica que son suficientes como para mantener la red de energía, dijo.
El Ministerio de Industria de España, que anunció reformas energéticas el 12 de julio que incluyen límites para las plantas de energía limpia, dijo que el nuevo gravamen es necesario porque los consumidores conectados a la red que pueden producir su propia electricidad también se benefician con el resguardo aportado por el sistema energético. El gravamen ayudará a controlar el crecimiento de la energía solar de techo, minimizando su impacto en el sistema, dijo.
El gobierno sostiene que España ya tiene demasiada generación, dado que la capacidad total supera la demanda pico en más del 60 por ciento.
La medida destinada a que los generadores paguen ha despertado preocupación en el sector solar de España, que pensaba que el apoyo a dichos proyectos la ayudaría a sobrevivir luego de la eliminación de los subsidios fijos para plantas de energía limpia nuevas en 2012.
Los países de Europa dependen cada vez más de la autogeneración solar para ahorrar electricidad y contribuir a reducir los subsidios para la tecnología. Las instalaciones solares se multiplicaron conforme los clientes se dan cuenta de que pueden generar electricidad por la mitad del costo de la electricidad minorista y en muchos casos se les paga por la que no utilizan.
“Cobrar una tarifa por generar energía propia parece absurdo desde cualquier punde de vista que se le analice.

Bloomberg


Ver comentarios