Enviar
Frenar la autodestrucción


Dos medios de comunicación de renombre internacional como son la agencia de noticias AFP y el periódico Miami Herald hicieron publicaciones sobre un presunto mal manejo ambiental en Costa Rica.
“Costa Rica es un tesoro natural amenazado por actividades humanas”, aseguró AFP y alude a que el denominado boom de la construcción, especialmente en zonas costeras y montañosas, constituye una amenaza para la biodiversidad del país, que es una de las más concentradas del mundo.
Además, en el sitio miamiherald.com ese medio habló sobre la expansión de la producción de piña relacionándola con problemas de contaminación del agua.
En círculos empresariales, estatales y ambientalistas del país se reconoce la veracidad de esos reportajes y se asumen como llamadas de atención que deben motivar a un cambio de actitud y de actuaciones, según se explica en una nota de LA REPUBLICA del martes.
Las noticias publicadas por estos dos medios tienen que ver en realidad con temas abordados por LA REPUBLICA desde hace mucho tiempo. En este mismo espacio hemos levantado la voz en múltiples oportunidades en el mismo sentido.
En marzo de 2007, decíamos que es necesario escoger la vía de desarrollo que queremos y que esta debía ser una que proteja y conserve los recursos naturales. Señalamos la necesidad de una adecuada regulación y de controles para que esta se cumpla.
El 3 de abril de este año llamábamos la atención en este espacio sobre las malas prácticas y la falta de control en el uso de plaguicidas en nuestro agro.
“La falta de plantas de tratamiento de aguas negras y de un adecuado manejo de desechos sólidos, entre otros factores contaminantes, ponen en peligro no solo la salud de la población sino el turismo sostenible en el país, decíamos el 19 de setiembre de 2007”.
“Es indispensable que Costa Rica siga la ruta de caracterizarse por el cuidado del ambiente y quienes viven y producen en este país deberían sentirse orgullosos de pertenecer a una nación que pueda mostrarse al mundo y a sus hijos como cuidadora responsable del ambiente”, insistimos el 25 de julio de este año.
Ahora, cuando la situación se da a conocer más allá de nuestras fronteras, regresamos al tema con la esperanza de que esas publicaciones coadyuven a la toma inmediata de las medidas necesarias para detener en el país las prácticas que deterioran día a día el ambiente, reducen el bosque primario, contaminan mantos acuíferos y zonas de recarga, ríos y costas marinas en un desenfrenado e irreflexivo accionar que amenaza con destruir el enorme potencial que este pequeño país tiene.
Ver comentarios