Frenan decreto que prohibía excavación de pozos para hoteles en Guanacaste
El riego de canchas de golf utiliza mucha agua, por lo que el Gobierno se planteó la posibilidad de limitar la excavación de pozos para actividades comerciales. Shutterstock/La República
Enviar

La preocupación de empresarios y productores y hasta la oposición de algunos de sus ministros, hicieron que el presidente Luis Guillermo Solís frenara un decreto que iba a prohibir la excavación de nuevos pozos en Guanacaste para actividades comerciales y productivas, incluidos los hoteles, el riego de las canchas de golf y la agricultura.
El objetivo de la decisión inicial era garantizar el preciado líquido para el consumo humano en tiempos de necesidad, como los que vivió la provincia en los últimos dos años, cuando las precipitaciones descendieron en un 65% como consecuencia del Fenómeno de El Niño.
En estos momentos, los ministerios de la Presidencia y de Ambiente trabajan en la redacción de un nuevo decreto, el cual vendría a garantizar el acceso del agua a los habitantes de la zona, pero sin afectar las actividades productivas, explicó Marvin Carvajal, director jurídico en Casa Presidencial.
Aunque todavía no está listo el documento, la idea está relacionada con incrementar los controles, para el otorgamiento de permisos de excavación de pozos y de esta forma, evitar que se dé un desperdicio, afirmó Carvajal.
La propuesta inicial fue rechazada por el Ministerio de Agricultura y el ICT, quienes advirtieron al presidente Solís sobre las eventuales consecuencias de una decisión así.
Por otra parte, el decreto no hacía diferencia entre los pozos de producción y los pozos de observación o investigación, los cuales son importantes en el monitoreo de niveles y de calidad del agua de los acuíferos, dijo Jorge Herrera, director ejecutivo del Colegio de Geólogos.
Sin embargo, no todos están en contra de limitar el acceso del agua a ciertas actividades productivas.
Por ejemplo, Suray Carrillo, legisladora del Frente Amplio por la provincia de Guanacaste, defiende el acceso al preciado líquido para el consumo de las comunidades y presentó un proyecto de ley en el Congreso, para que los hoteles no puedan regar sus campos de golf con el agua de la zona.
“Es urgente esta modificación a una ley que data de 1953, para actualizar las medidas de protección del agua como un recurso estratégico finito y de importancia vital para el ser humano”, dijo Carrillo.

201603202212440.rec.jpg


Ver comentarios