¡Frenado Mercedes!
Sebastián Vettel, de Ferrari, cuando lideraba el GP de Malasia, con el Mercedes de Hamilton en la nuca.Mark Thompson-AFP/La República
Enviar

¡Frenado Mercedes!

El Ferrari de Vettel sorprende en GP de Malasia

Una verdadera batalla protagonizaron las escuderías Mercedes y Ferrari en el Gran Premio de Malasia, con dos campeones mundiales como protagonistas, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel.

201503292346360.a33.jpg
El alemán firmó una espectacular carrera que puso a la cabeza a Ferrari casi dos años después, ya que su última victoria databa desde el Gran Premio de España en 2013, conquistada por Fernando Alonso.
Desde el viernes la escudería italiana mostraba buenas sensaciones, manteniendo el ritmo de Mercedes en tandas largas, y siendo especialmente superior en la estrategia frente a la escudería alemana.
El coche de seguridad de Mercedes, que salió en las primeras vueltas de la carrera, provocó que Hamilton y Nico Rosberg entraran a cambiar neumáticos muy pronto y salieran retrasados respecto a Vettel, que se mantuvo en pista y alcanzó diez segundos de ventaja antes de su primera parada.
Vettel se detuvo en la vuelta 17, pero también recortó tiempo al entonces líder Hamilton, que volvió a ceder la punta en la vuelta 23 y rápidamente volvió a alejarse 20 segundos calzado con gomas duras por las blandas del alemán.
Así las cosas, Hamilton debía jugarse la victoria en la última parada, la tercera, cuando calzara las blandas contra las duras de Vettel, pero el equipo alemán, sin explicación alguna, volvió a montarle neumáticos duros al inglés, que se quejó por radio del error de su equipo.
Debido a esto Hamilton apenas pudo recortarle cinco segundos en el tramo final a un extraordinario Vettel, que se permitió el lujo de doblar a dos bólidos de su exequipo, Red Bull.
“Ha vuelto el número uno, Ferrari ha vuelto”, gritaban por radio entre llantos los miembros del equipo italiano fundidos con los gritos de Vettel, también emocionado.
Por detrás, Alonso apenas completó una veintena de vueltas, pero al menos subió en los puntos a su equipo (octavo general), con mucho mejor ritmo de lo esperado, hasta que su McLaren le dijo “basta”.
Igual suerte corrió su compañero de equipo Jenson Button, al que una avería lo dejó fuera diez vueltas después.

Jeffry Garza
Para La República

Ver comentarios