Franklin Chang: “Queremos que el hidrógeno no sea negocio de una sola empresa”
Gerson Vargas/La República
Enviar

El hidrógeno está más cerca de alimentar las casas, carros y empresas de Costa Rica, y el país diseña la hoja de ruta para implementar esta energía renovable.

La prueba pionera fue exitosa, con el lanzamiento de Nyuti, el primer autobús eléctrico de Centroamérica alimentado con hidrógeno.

Franklin Chang, líder de las investigaciones en esta área en el país, a través del laboratorio Ad Astra Rocket, asegura que la mudanza al hidrógeno debe ser paulatina, y combinarse con la matriz eléctrica.

El científico vislumbra a la Refinadora Costarricense de Petróleo como el primer productor y distribuidor de hidrógeno, aunque no quiere que el negocio se centre en una sola empresa. Esto le dijo a LA REPÚBLICA durante el Primer Foro Internacional del Hidrógeno:

¿Qué beneficios traería el hidrógeno para la matriz energética del país?

Primero hay que tener claro que el hidrógeno es una forma de almacenar energía y no una fuente per se. Funciona similar a una represa, pero en este caso lo que almacena el hidrógeno es energía solar, que después es transformada en electricidad.

El beneficio principal es que sería una energía alternativa para los medios de transporte, en los que ahora predominan los combustibles fósiles, que son altamente contaminantes.

¿Qué ventajas tiene el hidrógeno frente a las fuentes de energía convencionales?

La principal es que no tiene carbono. Si el objetivo es descarbonizar la economía, tenemos que ir sustituyendo gradualmente los hidrocarburos. Cuando usted consume este tipo de combustibles, eventualmente como país contribuye al calentamiento global.

¿Cuál es el costo logístico y económico de masificar esta energía?

El costo es parecido al que se hizo con la infraestructura para los hidrocarburos. Necesitaríamos reemplazar dicha infraestructura gasolinera con una que se centre en el hidrógeno, ese es el costo logístico y va a tomar tiempo.

Hay que entender que se va a vender la misma energía, nada más que en vez de gasolineras, van a haber hidrolineras.

¿Qué tan avanzado está el país para llegar a eso?

Somos pioneros en la tecnología del hidrógeno, y precisamente organizamos este tipo de foros (Primer Foro Internacional del Hidrógeno), para actualizarnos y que en el país se tomen decisiones correctas en torno a la implementación de esta energía.

El autobús Nyuti es ejemplo de que esta energía es totalmente factible, ¿qué otras aplicaciones prácticas implementarán desde Ad Astra?

Eso fue una primera fase, ahora queremos entrar a otra segunda que tiene que ver con la sostenibilidad financiera del hidrógeno. Algo se puede lograr técnicamente, pero si este tipo de energía no es rentable, difícilmente la gente lo vaya a usar.

Además, en la ciencia son esenciales las pruebas de campo para determinar si algo funciona a través de la experimentación.

¿Cómo se implementarían?

Queremos que el hidrógeno no sea un negocio de solo una empresa, pretendemos que haya todo un ecosistema de compañías alrededor.

¿Qué modelo vislumbra para la producción y distribución de hidrógeno? ¿público, privado o mixto?

Por ahora, el ente más apropiado para hacer esto es Recope, ya que tiene la infraestructura. El modelo en un principio sería público, pero hay que hacer muchos ajustes a esta empresa para que pueda ser eficiente, tiene que reinventarse y cambiar. Esto no quiere decir que más adelante no haya espacio para privatizar.

¿Es una utopía eliminar totalmente los hidrocarburos?

Se puede lograr poco a poco, no hay que ser tan tajante en este tema. Todo esto requiere un proceso paulatino.

Además de hacer hidrógeno, tenemos que reducir el impacto de los modelos convencionales de combustión, impulsar motores limpios y eliminar la flotilla antigua; hay que hacer esfuerzos en muchas áreas y no solo concentrarse en una cosa.

El modelo ideal sería uno en el que convivan los vehículos de hidrógeno y los de batería, ambos eléctricos, en los que el transporte público sea de hidrógeno y los vehículos particulares de batería.

Perfil

Nombre Franklin Chang Díaz

Profesión Físico y astronauta retirado

Formación académica

  • Ingeniería mecánica, Universidad de Connecticut (1973)
  • Doctorado en física aplicada al plasma, Instituto Tecnológico de Massachusetts (1977)

Experiencia

  • Astronauta de la NASA con siete vuelos, con más de 1.600 horas en el espacio y tres caminatas espaciales

Ver comentarios