Francia ayudará a Renault y Peugeot
Enviar
Francia ayudará a Renault y Peugeot


París- Francia ayudará a los fabricantes de automóviles PSA Peugeot Citroën y Renault S.A. a obtener financiación en el mercado a finales de mes porque la crisis económica continúa dañando sus intentos de conseguir fondos, dijo el portavoz del Gobierno Luc Chatel.
“Estamos trabajando con los dos mayores fabricantes franceses de automóviles para desbloquear líneas de crédito y eso podría anunciarse a finales de enero”, dijo ayer por el canal de televisión i-Tele Chatel, quien además es secretario de Estado de Industria y Consumo. “Todavía están batallando para autofinanciarse”.

Renault S.A., la segunda automovilística más grande de Francia, necesita un total de 9 mil millones de euros ($11.900 millones) para operar con normalidad este año, dijo el lunesç la portavoz Frédérique de Grèves, confirmando los comentarios del responsable de ventas de la empresa, Patrick Blain, en el diario Les Echos. Renault podría pedir al Estado más ayuda, aunque acudirá primero a los bancos, dijo. Renault no ha indicado cuánto dinero del Estado podría necesitar.
Las automovilísticas francesas y del resto de Europa han cerrado plantas y suspendido miles de puestos de trabajo para revertir la acumulación de vehículos sin vender porque el desplome de la confianza de los consumidores y la contracción crediticia están socavando las ventas. Renault dijo la semana pasada que había reducido las existencias a 70 mil vehículos desde más de 100 mil en setiembre, después de que se contrajera la producción en un 50% en el cuarto trimestre.
El Gobierno francés está trabajando en “medidas que permitirían a los fabricantes de automóviles a refinanciarse en el mercado”, dijo ayer Chatel. El Gobierno también se reunirá el 20 de enero con fabricantes y proveedores para debatir los incentivos al desarrollo de motores limpios y medidas que podrían ayudarles a mantener el empleo en Francia, dijo.
Francia ya ha decidido ayudar al sector automovilístico y ha comprometido 1 mil millones de euros en préstamos a bajo interés para las empresas, de los que ya han sido distribuidos 779 millones de euros. El Gobierno también está financiando con 220 millones de euros en incentivos de ventas para conductores que reemplazan un automóvil viejo por otro nuevo y 100 millones de euros en asistencia a pequeños proveedores de componentes.
El presidente francés Nicolas Sarkozy ya ha comprometido 400 millones de euros en cuatro años para ayudar a las empresas a desarrollar automóviles menos contaminantes.

Ver comentarios