Enviar
Fracasa intento de diálogo de Morales

La Paz
EFE

El intento del presidente de Bolivia, Evo Morales, de abrir un diálogo con los líderes de Sucre y La Paz sobre dónde deben estar los poderes del Estado, fracasó ayer, como se esperaba, porque los sucrenses exigen conversar en su ciudad, movilizada desde hace 19 días.
A la cita convocada por Morales en Cochabamba, ciudad del centro del país, solo asistieron representantes del gobierno, como el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y partidos o asociaciones pro gubernamentales.
Los líderes del departamento sureño de Chuquisaca, cuya capital es Sucre, confirmaron ayer a medios informativos locales su decisión, anunciada hace días, de no asistir a la mesa de negociaciones instalada por el gobierno, porque, a su juicio, “no es un proceso diálogo franco”.
El previsible fracaso de la cita, en la que insistió Morales a pesar de los anuncios de Sucre, agravó la conflictiva situación política boliviana, que incluye crecientes insultos y ataques entre oficialistas y opositores, huelgas regionales, peticiones de renuncia de Morales y la paralización de la Asamblea Constituyente.
El rector universitario Jaime Barrón, presidente del comité que aglutina a las entidades que promueven el retorno de los poderes Ejecutivo y Legislativo de La Paz a Sucre, dijo que Morales solo pretende dialogar sobre el desarrollo de esa región, “sin tocar el tema de la capitalidad”.
Los dirigentes de la capital oficial pero no efectiva de Bolivia esperaron sin éxito ayer en Sucre a representantes del Ejecutivo, en la sede del Arzobispado, para plantear sus demandas, en un diálogo en el que no quieren la presencia de delegados de La Paz.
Los chuquisaqueños, con el apoyo de otros cinco de los nueve departamentos del país, acusan a Morales y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), de favorecer a La Paz en el conflicto, por pedir a la Asamblea Constituyente no estudiar dónde deben residir los poderes del Estado.
“Es hora de que vengan a Sucre, porque hay problemas en Sucre, y no tiene que tratarnos como si fuéramos delincuentes (...) Ellos quieren abrir el diálogo, pero mandar miles de campesinos para sitiar a Sucre”, dijo Barrón.
El gobierno de Morales ha anunciado que reunirá el próximo 10 de septiembre en Sucre a 100 mil indios, campesinos y cultivadores de coca afines a Morales.
Ver comentarios