Fortalecimiento del dólar presiona inflación
Enviar
Fortalecimiento del dólar presiona inflación

Tipo de cambio se encareció en un 13%, afectando el costo de los bienes importados

Víctor Sanabria
[email protected]

El nivel de la inflación y el comportamiento del tipo de cambio son dos factores determinantes al elaborar presupuestos y proyecciones de costo de las familias y las empresas.
Esto por cuanto el cálculo de la variación en el Indice de Precios al Consumidor (IPC) incorpora un componente de inercia inflacionaria importado a través de la variación en el precio de la divisa estadounidense.
Sin embargo, es necesario considerar que el impacto de la devaluación sobre la tasa de variación del IPC no es el único que provoca esta conducta.

El efecto directo de la devaluación se puede percibir a través de los bienes que son dependientes del comercio internacional y que están en la canasta de consumo del IPC.
Estos bienes se cotizan en dólares y cada vez que el tipo de cambio varía, también cambian sus precios.
“Hay varios factores que impactan el comportamiento del IPC; que se mezclan simultáneamente y a veces no es posible identificarlos de manera separada”, comentó Juan Muñoz, gerente de Risk Management Advisers (RMA).
La presión que ejerce el tipo de cambio también influye sobre los bienes que se producen y consumen en el país. En este caso, su precio varía cuando las empresas ajustan su costo de producción y de inv
entarios.
Ya para 2009 se puede notar la baja en el nivel de IPC producto de la desaceleración productiva nacional como consecuencia de la crisis internacional.
“En este año, influirá sobre el IPC la caída en el precio de materias primas como el petróleo, que se utilizan en los procesos de producción, y la caída en el precio de muchos productos finales importados, debido a la recesión mundial”, dijo el economista Alberto Franco.
Los expertos coinciden en que durante los próximos meses los precios de las materia primas continuarán disminuyendo, siguiendo una tónica parecida a la de meses anteriores.
También hay que tomar en cuenta que en el programa monetario para el 2009, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) estima una inflación del 9%, gracias a la disminución en la demanda interna ocasionada por el menor crecimiento económico.
Por el lado del tipo de cambio, la autoridad monetaria mantiene su compromiso en migrar a un régimen de mayor flexibilidad cambiaria.
“El ritmo de devaluación continuará, lo que implica que el dólar continuará al alza, mientras que la inflación medida por el IPC estará más cercana a la meta del Banco Central, es decir un 2% o un 3% menos que el año anterior”, afirmó Carlos Arguedas, profesor de economía de la Universidad Nacional.





Ver comentarios