Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Formación dual, fuente de empleabilidad

| Miércoles 18 mayo, 2016


 El espíritu de la ley que regule la formación dual, debería ser la generación de espacios para el acercamiento entre los institutos de formación y el sector empresarial para lograr diseños curriculares consensuados

Formación dual, fuente de empleabilidad

Costa Rica hace importantes esfuerzos en la búsqueda de una mejor calidad de vida para sus habitantes, el desempleo es sin duda, uno de los puntos críticos que deben superarse.
La formación dual es una opción viable y de resultados positivos. En los países que la han implementado, por ejemplo Alemania quien cuenta varios siglos de experiencia en la utilización de esta estrategia, se registran porcentajes de desempleo menores a los nuestros.
Se trata de una metodología educativa que utiliza dos entornos: instituto de formación y empresa, esto propicia el desarrollo de competencias pertinentes, al brindar formación teórica y experiencia práctica simultáneamente.
Si bien, en la Asamblea Legislativa se discute el proyecto de ley que regularía esta modalidad, cabe destacar que el Instituto Nacional de Aprendizaje cuenta con 23 años de implementar la formación dual en áreas como mecánica de vehículos, gastronomía e industria gráfica.
Al año, aproximadamente 200 personas se gradúan bajo esta forma de capacitación, mientras que trabajamos junto a la Organización Internacional del Trabajo y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en un plan para elevar esa cifra a más de mil personas graduadas anualmente.
En el INA creemos en la formación dual como fuente de empleabilidad, ya que sus beneficios son muchos, inserta a la comunidad estudiantil en la realidad productiva de una empresa sin abandonar la condición de aprendiz, dota de habilidades para ejercer las mejores prácticas de la industria; permite superar la barrera de la inexperiencia en las personas recién graduadas al experimentar factores como: horarios, clientes, trabajo en equipo, resolución de problemas y el desarrollo de habilidades blandas.
El sector empresarial es el actor más importante para el éxito de esta metodología, debido a su aporte en conocimientos, recursos materiales y humanos. Su contribución tiene retorno, ya que el empresario puede conocer previamente las habilidades de los aprendices, y así fortalecer su capital humano mediante la optimización del proceso de selección de personal.
Es importante mencionar que el espíritu de la ley que regule la formación dual, debería ser la generación de espacios para el acercamiento entre los institutos de formación y el sector empresarial para lograr diseños curriculares consensuados, proteger los derechos e integridad de las personas aprendices, mientras que a los empresarios se les garantice el uso responsable de sus equipos y espacios, además de que se les otorgue seguridad jurídica al participar en esta metodología de formación.
Costa Rica será el más beneficiado con la garantía de una mayor empleabilidad para nuestra juventud, mediante la implementación de un ambiente dual en la dotación de capacidades, con ello se contribuirá a disminuir la pobreza y la desigualdad.

Minor Rodríguez Rodríguez
Presidente Ejecutivo del INA