Ford podría pedir ayuda gubernamental
Enviar
Ford podría pedir ayuda gubernamental


Michigan- Ford Motor Co., el segundo fabricante de automóviles de Estados Unidos, podría tener que abandonar su plan de prescindir de los préstamos federales porque el debilitamiento de la economía amenaza con reducir sus ventas 10% más de lo pronosticado por la compañía.
Ford predice que sus ventas de vehículos livianos en Estados Unidos llegarán a 12,2 millones de unidades este año, casi 2 millones más que la tasa anualizada de ventas de los últimos 3 meses. Chrysler LLC pronostica que las ventas podrían llegar a los 11 millones, mientras que General Motors Corp. predijo ayer una gama de 10 millones a 11 millones.

“El mercado no alcanzará los 12,2 millones de unidades este año, no hay forma de que lo haga”, dijo John Wolkonowicz, analista de IHS Global Insight. La consultora con sede en Lexington, estado de Massachusetts, recortó la semana pasada su estimación de ventas para 2009 a entre 10 millones y 10,5 millones.
Unas ventas a ese nivel desencadenarían la necesidad de préstamos por valor de $13 mil millones, dijo Ford al Congreso el mes pasado. Eso socavaría su intento de ganar clientes describiéndose a sí misma como el más sano fabricante de autos de Detroit, después que tanto GM como Chrysler buscaron ayuda financiera federal.
Las acciones de Ford negociadas en Alemania se mantuvieron sin cambios al equivalente de $2,63 a las 12,18 en Fráncfort. Este año, la compañía ha avanzado casi 15% en operaciones compuestas de la Bolsa de Nueva York (NYSE), frente a un aumento de 26% en GM.
Los fabricantes de autos de Estados Unidos y los analistas del sector están de acuerdo en que las ventas nacionales caerán nuevamente este año después de derrumbarse 18% en 2008 a 13,2 millones de vehículos, menos que el promedio anual de cerca de 16 millones a lo largo del último decenio. El tamaño del hundimiento es lo único que se discute.
Citigroup Global Markets Inc. predice que las ventas estadounidenses en 2009 serán de 10,8 millones, mientras que Goldman, Sachs & Co. hace una predicción de 11 millones para el mercado vehicular.
“El plan de juego (de Ford) es seguir funcionando por nuestra cuenta” sin buscar préstamos federales a menos que “el mundo que conocemos haga implosión”, dijo ayer a los periodistas el presidente de la compañía, William Clay Ford Jr., en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit.
Promover su fortaleza en comparación con sus pares nacionales ayudó a Ford a aumentar su cuota del mercado a fines del año pasado, ya que los consumidores evitaron GM y Chrysler por temor a que quebraran, según una encuesta realizada por CNW Marketing Research de Oregon.
Mientras GM y Chrysler se balanceaban al borde del colapso a fines de 2008, solicitando ayuda federal mientras gastaban su efectivo, Ford, con sede en Dearborn, estado de Michigan, pudo mantener suficiente liquidez gracias a préstamos privados por $23 mil millones obtenidos a fines de 2006. Ford está usando los préstamos para pagar por el desarrollo de nuevos modelos y el cierre de plantas mientras capea las pérdidas.
El fabricante de autos está examinando sus pronósticos, dijo en una entrevista el director financiero, Lewis Booth.

Ver comentarios