Enviar
Baja inflación y tasas de interés estables ayudan a que rendimientos sumen 12 meses en condiciones favorables
Fondos de pensión regresan a números positivos
Pasar inversiones en dólares a moneda local ha sido parte de las estrategias para volver a números favorables

El dinero que ahorran por ley todas las personas que reciben su salario de planilla para su jubilación lleva ya un año sumando intereses de nuevo, luego de un bache de 20 meses de pérdidas.
Este hecho se da luego de haber registrado minusvalías por culpa de la inflación alta y el descalabro de las inversiones donde las Operadoras de Pensión Complementaria (OPC) pusieron los ahorros.
La aparición de un signo de resta en la columna de resultados afectó tanto a los más de 150 mil afiliados que tiene el sistema, como a las ocho operadoras inscritas en el mercado.
Para las personas, significaba que el dinero que tienen en su fondo de pensión, en lugar de aumentar, decrecía; careciendo de toda lógica el estar sacrificando parte de los ingresos salariales para obtener pérdidas.
Mientras, para la empresa implicaba no tener ingresos, ya que sus ganancias las sacaba a partir de un porcentaje de comisión que cobraba sobre los rendimientos que ganaba para sus afiliados.
Pero ahora, con la caída de la inflación y el repunte de las inversiones hechas por las OPC, principalmente en colones, los fondos de pensión están de nuevo en una senda virtuosa.
Por eso, desde agosto pasado, la industria retomó las tasas positivas y ha logrado mantenerse de esa forma incluso hasta junio pasado, cumpliendo casi el año continuo de reportar ganancias mensualmente.
“Otro punto a favor es la relativa estabilidad en las tasas de interés mostradas este año, lo cual ha permitido a la industria obtener resultados atractivos en términos de valoración”, amplió Lucía Fernández, gerente de IBP Pensiones.
Pero su sostenibilidad será un reto, porque tras la crisis, los controles de riesgo exigidos por los mismos comités de inversión de estas empresas son cada vez más exigentes.
“Las opciones de mercado se analizan con mucho más cuidado que antes. El tema que tenemos es que existen pocas opciones de inversión a nivel de mercado”, dijo José Manuel Arias, gerente de BAC Pensiones
Las OPC tienen un dilema diario para escoger las inversiones, porque el mundo financiero actual es más restrictivo que hace dos años.
Generar esas ganancias tiene su nivel de dificultad porque en el país, las opciones de inversión se limitan prácticamente a los títulos de deuda que emiten el Banco Central y el Ministerio de Hacienda.
“En los últimos dos años ha sido complicado, principalmente si observamos que la tasa básica ha estado entre el 4,25% y el 12%, y el tipo de cambio entre ¢499,74 y ¢590,94. Estas variabilidades y el estado de la economía local y mundial han dificultado el panorama a la hora de invertir en el largo plazo. De ahí que la labor de mejora en rendimientos ha sido realmente difícil”, admitió Marvin Rodríguez, gerente de Popular Pensiones.
Otra opción para que las OPC generen ganancias a favor de sus afiliados es acudir al mercado internacional, pero las bajas tasas de interés pagadas en dólares restan atractivo.
Adquirir un papel en dólares resta rentabilidad al fondo, por eso la mayoría de las empresas hoy tiene preferencia hacia las inversiones en colones, explicó Alejandro Solórzano, gerente de Vida Plena Pensiones.
Fuera de eso, las operadoras pueden invertir dineros en proyectos titularizados por el Instituto Costarricense de Electricidad como las plantas hidroeléctricas de Garabito y Cariblanco, pero con algunas limitantes.
Precisamente estas últimas inversiones son las que mejor pagan, pero no están abiertas para todos.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios