Enviar
Fondos de Desarrollo acarrean rezagos de la crisis inmobiliaria
En algunos de los proyectos las obras fueron detenidas, mientras que otros fueron reestructurados con el fin de hacer frente a la crisis internacional durante 2009


Juan Pablo Arias
[email protected]

Los administradores de fondos de desarrollo inmobiliario mantienen un pronóstico reservado sobre el futuro de la actividad en el corto plazo, debido a los efectos de la recesión que golpearon al sector en 2009.
Varios proyectos fueron detenidos el año anterior, mientras que otros fueron reestructurados con el fin de hacer frente a la crisis internacional.
“Creemos que conforme se vaya asentando la recuperación económica del país, puede que nuevos proyectos se comiencen a gestar”, comentó Alvaro Camacho, gerente de BCR SAFI.
En la misma línea opinan otros actores del mercado. “Aunque observamos mejores condiciones que en 2009, es normal que la recuperación del mercado inmobiliario se dé con cierto rezago respecto a lo observado en los mercados financieros”, explicó Lanzo Luconi, director de Aldesa Fondos de Inversión.
Aldesa administra el fondo de desarrollo inmobiliario Monte del Barco. Por medio de este fondo se está desarrollando un proyecto turístico de clase mundial en el Golfo de Papagayo, en Guanacaste.
“Desde finales de 2008 se llevó a cabo un proceso de reestructuración financiera del proyecto Monte del Barco, con el propósito de adecuar su ritmo a las condiciones que imperaban en ese entonces, y que prevalecieron durante el año pasado”, comentó Luconi.
Durante 2009 el proyecto siguió adelante con base en el plan que se había definido previamente, y de igual manera han procedido en lo que va de este año.
El proyecto Monte del Barco pospuso la construcción del campo de golf para hacerlo coincidir con la apertura del hotel.
Adicionalmente redujo la velocidad de construcción para adaptarse a las nuevas condiciones de la demanda. Esto implicó concentrarse en la etapa preconstructiva del proyecto (obtención de permisos, diseños, otros) y proseguir con la fase constructiva una vez que las condiciones fueran las adecuadas.
“Prevemos una mejor situación para el segundo semestre del año pero sobre todo para 2011”, añadió Luconi.
Hasta la primera quincena de marzo estaban operando siete fondos de desarrollo, según información de la Superintendencia General de Valores (Sugeval). En estos participan 431 inversionistas.
“Estamos a la espera de un nuevo proyecto que llene nuestras expectativas y sobre todo que nos permita ofrecer a nuestros participantes un adecuado equilibrio entre riesgo y rendimiento”, agregó Camacho.
Algunos sectores y zonas presentan oportunidades para esta actividad, por lo que no se descarta la inscripción de nuevos fondos.
“En nuestro caso por ejemplo, consideramos que el sector de oficinas y su escaso desarrollo en la zona este de San José nos presenta una oportunidad. Esto nos llevó a la decisión de arrancar un proyecto de esa naturaleza, contiguo al centro comercial Terramall que muy probablemente utilice la figura de fondo de desarrollo inmobiliario como parte de su estructura de financiamiento”, concluyó Luconi.

Ver comentarios