Enviar
Fondos
Contratos de emisión de bonos

Por el peso porcentual que tienen los bonos en la cartera de algunos fondos de inversión, resulta esencial para el inversionista informarse sobre aspectos relacionados con el contrato de emisión de bonos, En términos generales, este contrato es un documento que especifica las reglas dentro de las cuales se establece la relación entre el propietario y el emisor del bono. Además de precisar el programa de pagos, este contrato define el conjunto de restricciones al emisor para proteger los derechos de los propietarios de los bonos.

Dichas restricciones incluyen disposiciones relacionadas con las garantías iniciales, los fondos de amortización, la política de dividendos y el endeudamiento adicional. Estos compromisos de protección son acuerdos adoptados por los emisores con la finalidad de obtener autorización para colocar sus bonos en los mercados bursátiles, ya que el inversionista es muy sensible al riesgo crediticio de estos activos financieros. Especialmente en mercados competitivos donde las utilidades de las empresas se reflejan automáticamente en el precio de sus acciones.

Con la finalidad de protegerse de las típicas crisis de liquidez que pueden afectar a las empresas, estas establecen en los contratos la conformación de fondos de amortización. Recordemos que al final de su vida los bonos conllevan el pago de su valor nominal, lo cual representa, en muchos casos, un desembolso grande de efectivo. Con el fin de que la atención de este compromiso no genere problemas de liquidez, las compañías programan, mediante los fondos de amortización, el pago de dichos compromisos en varios años. Estos fondos pueden funcionar de varias formas:

1. La empresa puede volver a comprar los bonos pendientes en el mercado abierto cada año, con lo que reduce el peso de su deuda y mejora su calificación.
2. La empresa puede optar por comprar solo una fracción pendiente a un precio especial relacionado con la disponibilidad del fondo de amortización.

Lo anterior tiene efectos inmediatos en los valores de estas compañías y a la vez este comportamiento va a incidir positiva o negativamente a los tenedores de estos bonos. Ello incluye, por supuesto, a los fondos de inversión.

Juan Carlos Pérez Herra
jcperez@larepublica.net
Ver comentarios