Enviar
Fondos

Fondos y mercado de los bonos

Los fondos asociados con renta y crecimiento recurren a los valores financieros que ofrece el llamado mercado de los bonos. Ya en anteriores comentarios nos habíamos referido a este tipo de fondos definiendo la clase de inversionista, necesidades y su aversión al riesgo. Sin embargo, para tomar decisiones más certeras sobre su dinero es importante tener claro cuáles son los instrumentos que ofrece el mercado de los bonos y cómo estos influyen en el diseño de cartera de los diversos fondos.

En términos generales, el mercado de los bonos está conformado por instrumentos de crédito y deuda con plazos mayores que los del mercado de dinero. En el caso del mercado de nuestro país, esto incluye títulos de deuda a tasa fija o ajustable del sector público con garantía directa del Estado costarricense, tanto en colones como en dólares. También se recurre a títulos del tesoro del Gobierno de Estados Unidos de América.

Es común escuchar a algunos especialistas el referirse a tal sector como mercado de capitales de renta fija ya que, en principio, una gran mayoría de estos instrumentos promete un flujo de ingresos fijo o un flujo que está determinado con base en una fórmula específica. En la práctica, dicha fórmula puede alterar el rendimiento, con lo cual, el flujo no siempre es fijo, aspecto que aconseja utilizar como término más puntual el de “instrumentos u obligaciones de deuda”.

Al pequeño inversionista tiende a impactarlo el que los fondos de renta y crecimiento incorporen en su cartera bonos y obligaciones del tesoro de Estados Unidos, para la mayoría, de las obligaciones de deuda más seguras en el mundo. El peso que tiene la economía norteamericana a nivel internacional, y el hecho de que en ese país se encuentra una de las plazas bursátiles más dinámicas y grandes, son aspectos que explican parte de la inclinación de los gestores de fondos por dichos valores. Esto a pesar de que a la fecha, la percepción sobre el comportamiento del dólar norteamericano y el crecimiento de la economía estadounidense se encuentra en entredicho por el ciclo recesivo que atraviesa dicha economía.

Juan Carlos Pérez Herra
[email protected]
Ver comentarios