Enviar
• El Salvador y Nicaragua serían los primeros destinos
Fondo de inversión tico saldrá a Centroamérica
• Ad Astra empezaría a captar fondos externos en cuanto finalice la colocación de participaciones de “Aurora” en suelo nacional

En el mes de enero será la primera emisión de participaciones en el fondo de inversión “Aurora”, el cual se compone en un 31% por acciones de la empresa Ad Astra Rocket Company (AARC), liderada por el exastronauta costarricense Franklin Chang.
Pero meses después ya podrían haber otros “Auroras” en varios países de Centroamérica, como parte de la estrategia de aumentar la captación de recursos de esta innovadora compañía.
“Ahorita nos estamos enfocando en captar los ¢10 mil millones en el mercado local con “Aurora”, pero ya hemos conversado con puestos de bolsa en El Salvador y en Nicaragua que podrían estar interesados en tener su propio fondo de inversión”, explicó Isabel Sánchez, gerente de Banca de Inversión de Aldesa, responsable de la estructuración del fondo.
El nacimiento de Aurora en suelo nacional respondió a una necesidad expresada por los mismos inversionistas costarricenses de ser parte de una empresa dedicada a un proyecto tan innovador como la construcción de un motor de plasma.
“A pesar del enorme riesgo que conlleva una compañía de este perfil, los puestos de bolsa recibíamos llamadas de gente que quería participar, pero por el monto tan alto que se les pedía no podían hacerlo”, añadió Sánchez.
Hasta el mes de diciembre solo podían invertir en AARC instituciones e inversionistas sofisticados (con patrimonio mayor a $1 millón), y en un mínimo de $250 mil, o múltiplos de esta cifra. Ahora se puede hacer con montos desde ¢50 mil a través de la figura del Fondo de Inversión.
Esta barrera de entrada a los inversionistas se dio porque Ad Astra estructuró sus captaciones bajo el mecanismo de participación de Oferta Pública Restringida, para evitar que inversionistas pequeños con pocos conocimientos financieros pudieran arriesgar su dinero.
Pero el mecanismo de Fondo de Inversión es diferente, dado que solo 31% depende del desempeño de Aurora, y el 69% restante de los rendimientos de bonos estatales con vencimiento a 2018 (fecha en que se liquida el fondo).
La idea es hacer lo mismo en otros países, poner bonos de El Salvador con participaciones de Ad Astra, por ejemplo, dijo Sánchez.

Carolina Acuña
[email protected]



Ver comentarios