Enviar
Fondo asiático apunta a Perú

Asian Agri Capital, una firma de capital de riesgo de Singapur que se centra en plantaciones de etapas tempranas, busca captar $100 millones para invertir en aceite de palma en Perú.
Para ello ha creado The Pacific Agriculture Fund que invertirá más de la mitad de ese dinero en el país latino, donde la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) apoya el cultivo de este producto y otras materias primas para dar a los excocaleros ingresos sostenibles, dijo Bill Randall, director gerente de Asian Agri.
The Pacific Agriculture Fund, que ha captado busca atraer capital de inversores institucionales de los Estados Unidos y América Latina, precisó Zack Kembar, director de Asian Agri.
La empresa se asociará a empresas locales de aceite de palma de Perú que buscan capital para crecer, dijo Randall. La UNODC apoya a las cooperativas de la nación andina, que el año pasado compitió con Colombia por el puesto de mayor productor mundial de cocaína luego de que un programa de erradicación del gobierno no lograra detener el consumo creciente de coca, la materia prima para elaborar la droga.
“El aceite de palma permite a sus productores ganar dinero de manera regular desde hace 30 años”, expresó Melka de Asian Plantations. “Yo le digo a la gente que es el cultivo más rentable que pueden producir los seres humanos fuera de los narcóticos”.
Asian Agri seguirá invirtiendo en Malasia, el segundo mayor productor mundial de aceite de palma.
Sin embargo, Malasia podría quedarse sin tierras donde producir aceite de palma en 2020 e Indonesia en 2022 debido al “fuerte sembrado” de la última década y a preocupaciones ambientales, según un informe de abril de Nomura Holdings Inc.
Estos dos países son los mayores productores de aceite de palma, que se obtiene del prensado de una fruta semejante a una piña de mayor tamaño y se procesa para obtener aceites que se utilizan para la cocina, los alimentos envasados y productos de tocador como el champú.
“Invertiremos una suma significativa en nuestros activos de Perú en lugar del sudeste asiático porque allí hay muchas oportunidades”, declaró Randall en una entrevista.
Al crecer la población mundial un 85% en las últimas cuatro décadas, la demanda de aceites comestibles se elevó casi nueve veces.
El aceite de palma trepó a $1.328 en febrero, el nivel más alto en casi tres años debido a que la demanda global superó a la oferta.
El fondo de Asian Agri apunta a obtener retornos del 40% al 60% cuando devuelva dinero a los inversores en tres a cinco años, dijo Randall. Planea cotizar en bolsa las compañías en las que invierte en los primeros dos años de actividad, señaló.

Singapur / EFE
Ver comentarios