Enviar
Organismo calcula contracción económica de un 2,5% este año, y crecimiento de un 2,9% en 2010
FMI prevé recuperación a tres velocidades en América Latina
Brasil, Chile, Perú, Uruguay y Colombia se recuperarían más rápidamente.

Estambul
EFE

La recuperación en América Latina será muy desigual, con países con gran brío, como Brasil, Chile y Perú, cuyas monedas se podrían apreciar en exceso, y tardará más en llegar a Centroamérica y el Caribe, pronosticó ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI).
El organismo multilateral prevé que la economía latinoamericana se contraiga un 2,5% este año y crezca un 2,9% 2010, pero los números son engañosos.
Por detrás hay “una gran asimetría” entre países, declaró el director del departamento de América, el chileno Nicolás Eyzaguirre, en una rueda de prensa en Estambul, donde tuvieron lugar los actos vinculados con la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial.
En el grupo de cabeza figuran los exportadores de materias primas que ahorraron durante los años de bonanza y han podido aplicar medidas de estímulo fiscal y monetario para combatir la crisis.
Brasil, Chile, Perú y también Uruguay y Colombia son los alumnos aventajados que se recuperarán rápidamente en 2010 y atraerán gran cantidad de dinero del exterior, lo que presionará sus monedas al alza, según Eyzaguirre.
Para frenar la apreciación excesiva, el Fondo recomendó a esas naciones que retiren en parte sus programas de estímulo presupuestario.
El segundo grupo latinoamericano, según el FMI, lo componen exportadores de materias primas, como Argentina y Venezuela, que no ahorraron con las vacas gordas y, por ello, no han podido gastar más ahora, con economías “mucho más frágiles” y que carecen de acceso a los mercados financieros.
En los vagones últimos se menciona a América Central, región que importa materias primas y para la que la lenta recuperación de Estados Unidos significará bajos ingresos por el turismo y las remesas, según el FMI.
Los países de esa región cuentan con buenos marcos de política y han podido tomar algunas medidas de estímulo, lo que ha frenado la recesión en su territorio, pero la salida será lenta y para ellos “la situación no será buena en el 2010”, predijo Eyzaguirre.
Entre los países rezagados también estarán los caribeños, donde a los problemas de América Central se une un alto nivel de deuda, de acuerdo con el organismo.
Un caso aparte es México, un país cuya política económica recibe invariablemente los elogios del Fondo, pero bien ha sufrido la recesión más profunda de la región. Este año la economía mexicana se contraerá un 7,3%, y en 2010 crecerá un 3,3%, según las previsiones del FMI.
El gobierno de México ha optado por elevar los impuestos para paliar el déficit fiscal y potenciar los programas de ayuda a los pobres. La iniciativa ha generado grandes críticas en círculos empresariales y políticos mexicanos, pero el Fondo le dio ayer su respaldo.
“Si recogen más impuestos, especialmente de una base tributaria mayor, y pueden dedicarlos a los segmentos más pobres de la población, será bueno para el crecimiento (económico) y para la equidad”, dijo Eyzaguirre.
Mientras que Brasil se constituirá en el motor del continente, Venezuela será la única economía grande que continuará en recesión el próximo año, según el Fondo.
Y Argentina se quedará atrás porque carece de acceso a los mercados de capitales desde la crisis presentada en 2001.
Por ello se verá obligada a mentener altos déficit por cuenta corriente, afirma el FMI.
Ver comentarios