Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


FMI, combo del ICE, TLC, fusión bancaria

| Lunes 18 febrero, 2008


FMI, combo del ICE, TLC, fusión bancaria


Muchas veces tendemos a ver los acontecimientos de manera aislada y perdemos la interrelación entre uno y otro. Al hacerlo obviamos la perspectiva del proceso que se está gestando en el desarrollo de los hechos.
La historia se escribe en etapas mediante la suma de acontecimientos que resultan en un hecho trascendente para el designio de un país y de una sociedad.
Esta consideración nos remonta al inicio de esta década cuando las fuerzas vivas de nuestro país agremiadas en sindicatos, cámaras, asociaciones, etcétera, se hicieron sentir para oponerse a lo que conocimos como “el combo ICE”.
Esas manifestaciones fueron para frenar el espectro de los planes de desmembrar los diferentes servicios del ICE para privatizarlos y así responder a las demandas del Fondo Monetario Internacional como condicionantes para reducir el aparato estatal, la deuda externa, y para el otorgamiento de créditos.
Los costarricenses reconocemos un triunfo social el mantener al ICE intacto y más bien surgieron las iniciativas de reforzamiento y modernización de dicha institución.
Pero la sombra del FMI y del combo, no se esfumó, sino que tomó otra bandera, la del TLC, pues al considerar profundamente las implicaciones políticas y económicas del tratado, nos daremos cuenta de que no es ni más ni menos que “un combo disfrazado” pero ahora dimensionado a distintas áreas del desarrollo económico.
Nuestras instituciones como el ICE, INS, CCSS, la banca estatal, que han sido baluartes de esta sociedad, han contribuido a que nuestra economía sin TLC haya sido una de las mas progresistas de Latinoamérica, y ahora son amenazadas por un “combo llamado TLC”, brindando apertura para que las compañías transnacionales de las economías del primer mundo vengan a cosechar donde no han sembrado.
Ciertamente, a diferencia del combo del ICE, ahora con el TLC no estamos privatizando los servicios pero sí abriendo una brecha para que al largo plazo los capitales foráneos desplacen nuestra industria, agricultura, comercio, servicios e instituciones de seguridad social.
Lo que no podemos ver al momento es que si logramos competir con los capitales internacionales esto tendrá un enorme costo social, pues para poder competir la estructura de las instituciones citadas y otras, deberán adecuarse para vigilar los costos de operación y en consecuencia a largo plazo veremos la reducción de personal y el aumento del desempleo.
¿Por qué razón insistimos en no ver las implicaciones negativas que a largo plazo los tratados de libre comercio han tenido en otros países latinoamericanos?
Un broche más y no necesariamente el final en esta secuencia de acontecimientos se está gestando al fundir los bancos estatales, que por separado generan cientos de millones de colones en beneficio del país.
Entendiendo los parámetros que las intenciones originales del FMI a través del combo proponían, consideremos si esta iniciativa no es otra forma de responder a otro combo propuesto por ese organismo financiero.
La razón de eliminar uno de estos bancos no es entendible desde la perspectiva económica y los beneficios para el desarrollo del país, ni tampoco por las implicaciones sociales para los miles de trabajadores de esas instituciones.
Es entendible que el país debe abrirse a las nuevas formas del comercio internacional, pero eso no debe equivaler a subyugarse a las nuevas normas del comercio internacional impulsadas por el FMI.
Hay que reflexionar si todo esto y lo que falta, es la implementación de un plan concebido para someternos económicamente y en consecuencia hasta políticamente.

Carlos Mora Ovares
7-063-740