Enviar
Ambas entidades internacionales aseguraron empezar a ver que algunas instituciones financieras en países emergentes están bajo presión
FMI y Banco Mundial alertan de crisis a países en desarrollo

• Pese a panorama actual el FMI prevé que los países en desarrollo crecerán como grupo un 6,9% este año y un 6,1% en el 2009

Washington EFE

La crisis financiera ha comenzado a afectar a bancos en países en desarrollo, que se resienten de la salida del capital extranjero por la aversión al riesgo, alertaron ayer el Banco Mundial y el FMI.
"Ya hemos comenzado a ver que algunas instituciones financieras en países emergentes están bajo presión", dijo Robert Zoellick, el presidente del Banco Mundial (BM), en una rueda de prensa tras la reunión semestral del Comité de Desarrollo, un órgano conjunto de esa organización y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Para ayudar a esos bancos, el Banco Mundial sopesa la creación de un fondo para inyectarles capital, una medida que va en la misma línea que el acuerdo alcanzado hoy en París por los países de la zona euro para asistir a sus propias entidades.
Zoellick enfatizó que el Banco Mundial está en conversaciones "preliminares" con bancos privados y otros organismos multilaterales para establecer ese instrumento de ayuda , sin embargo, no reveló su posible volumen.
El proyecto llega en un momento en que suenan las alarmas en los mercados emergentes.
El Instituto Internacional de Finanzas (IIF, por su sigla en inglés), la mayor asociación de banca del mundo, predijo ayer tras el cierre del encuentro que los flujos privados de capital hacia los mercados emergentes caerán un 31% este año y un 9,3% el que viene.
Es un fenómeno que también reconoció el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, quien afirmó ayer que la aversión al riesgo y la escasez de crédito han forzado a fondos mutuos, de pensiones y de riesgo a retirar su capital de países en desarrollo.
"Las señales de tensión aumentan", alertó Strauss-Kahn en su discurso ante el Comité de Desarrollo, en el que indicó que los sistemas bancarios más débiles son los que dependen en mayor medida de la financiación externa.
"Las vulnerabilidades son particularmente elevadas en Europa del Este", afirmó el jefe del FMI.

Strauss-Kahn también apuntó a la fragilidad en los países bálticos, cuyos bancos tienen una cartera amplia de valores hipotecarios y que pueden verse abocados a reducir el crédito si la morosidad se dispara.
Lo que el FMI y el Banco Mundial tienen claro es que con el recrudecimiento de la turbulencia financiera los mercados emergentes ya no podrán evitar los efectos de la crisis, como habían hecho hasta ahora.
"A medida que se ha ido desarrollando la crisis actual, los estadounidenses y los europeos han reaccionado primero con confusión, después con frustración, luego con enfado y finalmente miedo. Esas reacciones naturales se extenderán alrededor del mundo a medida que el impacto se expanda", dijo Zoellick.
Pese a la crisis, el FMI prevé que los países en desarrollo crecerán como grupo un 6,9% este año y un 6,1% en el 2009.
Los números positivos del ritmo de creación de riqueza serán un "colchón" que amortiguará el impacto de los problemas financieros, según Strauss-Kahn.
En su discurso ante el Comité, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, también alertó de que la crisis financiera tendrá "ramificaciones importantes" en los países en desarrollo e instó al FMI y al Banco Mundial a ayudarles.
"Es crucial que estén listos para usar sus recursos para mitigar el impacto de esta crisis, especialmente sobre los pobres y los más vulnerables", dijo Paulson.
El FMI ha ofrecido préstamos de emergencia a los países afectados de sus reservas de casi $250 mil millones, mientras que el Banco Mundial podrá prestar $27 mil millones, si fuera necesario, dijo el pasado domingo el Comité de Desarrollo.
Zoellick indicó que la institución que preside expandirá la financiación de las exportaciones e importaciones, unas operaciones que se ven seriamente afectadas por el miedo generalizado de los bancos a prestar.


Ver comentarios