“Flote” con una pluma
Natalia Chaverri, instructora de Watsu, afirmó que la terapia puede ser aplicada en niños hiperactivos, mujeres embarazadas y para tratar la sintomatología de algunas enfermedades. Esteban Monge/La República
Enviar

ESPECIAL

“Flote” con una pluma

El watsu es un masaje acuático, que se aplica para confrontar enfermedades, depresión o estrés

Si usted es de las personas que quieren liberar tensión acumulada, confrontar ciertas enfermedades o desea experimentar paz interior, acercándose a su alma, a su esencia, puede lograrlo a través del watsu.
Se trata de una técnica de trabajo corporal acuático, que fue creada en California, en los años 80, y que se enfoca en brindar una experiencia de relajación y bienestar en el agua.
La técnica consiste en un masaje acuático, en el que un terapeuta de watsu lleva a la persona en sus brazos flotando boca arriba por una piscina y aprovecha el estado de ingravidez, para aplicar movimientos corporales, estiramientos y presión en algunas zonas.
A través de esa terapia, los músculos de los pacientes son masajeados, las articulaciones movilizadas y los tejidos son estirados, mientras ellos se sienten tan livianos como una pluma.
“No hay gravedad por el efecto de empuje en el agua; la gravedad se contrabalancea y el cuerpo se relaja mucho, se sueltan los músculos, se liberan las articulaciones, hay una decompresión articular al no soportar ningún peso”, explicó Natalia Chaverri, instructora de watsu, del Instituto Watsu Costa Rica.
“La persona tiene una sensación de mucha ligereza y al tener los oídos sumergidos en el agua, le da la oportunidad de escuchar su propia respiración y tener más conciencia de su propio cuerpo”, añadió la especialista.
Este tipo de técnica se aplica en una piscina con agua temperada (32º a 34º), para simular un poco la experiencia de estar en el vientre materno y que la persona se relaje más.
Además puede ser usada en todo individuo, sin importar su edad, contextura física, y si sabe nadar o no, ya que respeta las limitaciones y capacidades físicas de cada cuerpo.
Por ejemplo es utilizado para ayudar a mejorar la sintomatología de muchas enfermedades como lumbalgia, hernia de disco, fibromialgia, artritis y combatir dolores musculares, entre otras.
También es aplicado en niños hiperactivos, mujeres embarazadas con más de tres meses de gestación, y personas que tienen estrés e insomnio, ya que les ayuda a dormir por la relajación tan profunda que obtienen, comentó Chaverri.
La cantidad de sesiones de watsu que se aplican en cada persona varía según su objetivo a trabajar. Cada sesión dura entre 50 minutos y una hora.

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios