Flota rusa del mar Negro bloquea Sebastopol
Durante los últimos días Kiev ha denunciado varios intentos de abordaje de buques de la Armada ucraniana en Sebastopol por parte de soldados rusos en lanchas. AFP/La República
Enviar

Flota rusa del mar Negro bloquea Sebastopol

La Flota rusa del mar Negro bloqueó ayer el puerto de Sebastópol, adonde no pudo regresar el buque insignia de la Armada ucraniana, mientras la ciudad más rusa de Crimea se suma a los ánimos separatistas en la península.
Un buque de desembarco de bandera rusa se encontraba ayer fondeado a la salida del puerto, mientras otros dos, un dragaminas y otro barco de menor calado, permanecían anclados en la misma bahía en lo que parece un bloqueo marítimo en toda regla.
Ante la imposibilidad de desplazarse libremente, como ha podido constatar, dos barcos y dos submarinos de la Armada ucraniana se encontraban ayer anclados en su base.
Dada la situación y tras una misión de varios meses contra los piratas somalís en el golfo de Adén, la fragata "Guetman Sagaidachni", el buque insignia de la Flota ucraniana del mar Negro, tuvo que cambiar su rumbo y fondear en el puerto de Odessa.
"Esa decisión fue tomada por miedo a que la tripulación se pase al bando crimeo", informó una fuente militar en Sebastopol a la agencia rusa RIA-Nóvosti.
Al parecer, muchos de los oficiales y marineros de la fragata son oriundos de las regiones del Este y sur de Ucrania, de mayoría rusoparlante, y han expresado su deseo de renunciar al servicio para jurar lealtad a las nuevas autoridades de la república.
Durante los últimos días Kiev ha denunciado varios intentos de abordaje de buques de la Armada ucraniana en Sebastopol por parte de soldados rusos en lanchas.
El primer ministro prorruso, Serguéi Axiónov, aseguró que todos los buques de la Flota ucraniana del mar Negro que tienen como base Sebastopol deben subordinarse a la nueva Marina de Guerra de Crimea.
"Aquel que controle Sebastopol, controlará el mar Negro", sostiene un dicho popular en esta ciudad, donde gran parte de la población perdió a algún familiar durante la Segunda Guerra Mundial.
Fuerzas sin distintivos se han hecho con el control del arsenal de la base de misiles emplazada en el cabo de Fiulent, no lejos de Sebastopol.
"Los rusos se comportan como si Sebastopol fuera su casa. Quieren demostrar que son los amos, pero nosotros resistimos. No pensamos rendirnos. Somos fieles al juramento de lealtad que le hicimos a Ucrania", dijo por su parte un oficial de la Armada ucraniana a medios locales.
Al mismo tiempo, reconoció que los militares rusos no amenazan con asaltar las unidades donde se encuentran los militares ucranianos, sino que entran e intentan convencer por las buenas a los oficiales para que renieguen de las autoridades de Kiev.
Las fuerzas prorrusas ya controlan la base de guardacostas de Balaklava, antigua base secreta de submarinos soviéticos, donde ayer un comando de hombres encapuchados vigilaba los accesos a las instalaciones.
Lo que se les resiste por el momento es el aeródromo de Belbek, cuya entrada estaba ayer bloqueada por las patrullas de autodefensa y un camión militar ruso Kamaz, tras el que se escondía un grupo de soldados.
Ante las denuncias de Kiev de que los soldados rusos son fuerzas ocupantes, las autoridades locales responden que esos destacamentos son fuerzas de paz.
En Sebastopol ayer tuvo lugar un mitin en el que los concentrados pedían ayuda humanitaria a Rusia, ya que las autoridades han reconocido que se acaba el dinero para pagar las pensiones y otros gastos sociales.

AFP/EFE

Ver comentarios