Enviar
Flores para los morados
Herediano venció sin apelaciones a Saprissa
Con gran manejo de la pelota, seguridad en el marco, fortaleza en la defensa, arte en la media y picardía en ofensiva, Herediano hizo un gran juego y venció 2 a 0 a Saprissa en la cancha de los morados.
En un ambiente de clásico, con estadio a reventar, los dos equipos se propusieron dar un buen partido y lo lograron, la verdad sí fue un clásico de buen fútbol.
Los florenses, como lo dijo su entrenador, Alejandro Giuntini, al final del juego, se propusieron mantener su marco en cero, que era el punto más débil, ya que de la media para adelante el equipo camina bien.
Con dos equipos dispuestos a ir por la victoria, aunque no había muchas ocasiones apremiantes en los marcos, la balanza comenzó a inclinarse por el que se apoderó del medio campo y allí Herediano está muy bien.
José Cubero y Carlos Hernández dan equilibrio y le dan confianza a José Cancela, Esteban Ramírez y Víctor Núñez, para que se adueñen de la pelota y pongan a jugar a Jorge Barbosa.
Saprissa por el contrario, con una alta dependencia de Walter Centeno y un Maykol Ortiz al que no le dan pelota y cuando la tiene no pesa, ya que lo primero que hace es buscar a Walter, naufragó en la medular, sumado a que William Phillips aportó poco en la delantera.
Así las cosas, con la primera complicidad de la tarde del portero Víctor Bolívar, quien se quedó a medio camino en un centro de “Mambo”, apareció Esteban Ramírez para tocar por encima y al minuto 37 poner el 1 a 0.
El partido cerró la inicial con la misma intensidad y ritmo que la inició, dejando un buen sabor.
Apenas a los 8 minutos de la complementaria se dio el 2 a 0. Tiro de esquina a favor de Saprissa, lo hace muy cerrado Centeno, controla Leonel Moreira, quien de inmediato saca con potencia al solitario Barbosa, falla en el corte Yader Balladares y vino el segundo pecado de Bolívar …
El portero derribó en el área al brasileño y para su fortuna el árbitro Walter Quesada solo lo amonestó, ya que ameritaba la expulsión, eso sí, Cancela no lo perdonó y con toque perfecto puso el 2 a 0.
Se vinieron los cambios en Saprissa, quedaba mucho tiempo para pensar al menos en empatar, pero al igual que sucedió ante Alajuelense, Alonso Solís no aportó nada, lo mismo que Armando Alonso y Josué Martínez.
El 2 a 0 no se movió y eso fue porque Bolívar se medio lavó la cara con un par de paradas espectaculares que impidieron un nuevo festejo florense.

Cristian Williams Méndez
[email protected]

Ver comentarios