Enviar
Flamencoterapia llega al país

Este baile se ha hecho popular como una opción para la buena salud

Melissa González
[email protected]

Combinar el flamenco como base junto a ejercicios, elementos de teatro y hasta psicología, es una fórmula conocida como flamencoterapia.
Esta terapia ofrece grandes beneficios en busca de mejorar la calidad de vida en las personas, principalmente en los adultos mayores.
La buena noticia es que esta novedosa técnica ya se imparte en el país a cargo de la Academia de Flamenco Al Andalus, dirigida por la bailaora Rocío González.
El término que da nombre a esta disciplina fue ideado por Ana Ruiz, profesora internacional de flamenco y flamencóloga.
“El año pasado vino e impartió un curso, nos encantó esta nueva experiencia”, comentó González.
La flamencoterapia busca contribuir en la vida de mujeres utilizando el baile como técnica para trabajar de manera integral el sistema músculo esquelético.
A nivel físico, se trabajan sobre todo los músculos de los brazos, las piernas, el estómago y la espalda, de una manera no violenta y al ritmo de cada una.
También funciona como medio para expresar emociones, hacer amigas y generar autoestima.
“Entre sus beneficios está el alivio de los dolores de espalda porque corrige errores posturales o el fortalecimiento del suelo pélvico para frenar la incontinencia urinaria; la mente se ejercita para recordar los pasos, el oído para seguir el compás y el cuerpo para ejecutar los movimientos, mientras que la música aporta sus bondades psicológicas a ritmo de bulerías, fandangos o tanguillos”, señaló Ruiz en una entrevista publicada en el sitio www.20minutos.es.
Para diseñar esta terapia, la bailaora conversó con psicólogos y extrajo algunos elementos de pilates.



Aprendizaje a cualquier edad

Para las personas que creen que aprender una disciplina artística solo es posible si se hace desde temprana edad, la flamencoterapia demuestra lo contrario:

• La clase se inicia con 40 minutos de calentamiento; en esta etapa se trabajan los grandes grupos musculares utilizando técnicas de braceo y taconeo que pertenecen al baile flamenco.

• Luego se crea una coreografía donde los participantes principiantes aprenden sobre diferentes ritmos como las sevillanas, tangos y rumbas, son ritmos que a criterio de la instructora Rocío González, son similares a los conocidos en el país como la salsa, esto permite que se asuman con mayor facilidad.

• La última etapa es la de relajación y estiramiento, empleando algunas de los ejercicios que se utilizan en yoga.

• Además una vez al mes una profesora de teatro enseña ejercicios que ayudan a la expresión corporal, con el fin de que los participantes aprendan a manejar las emociones, para ello también cuentan con el apoyo de una psicóloga que ayuda con el montaje de algunas de las sesiones para que las emociones se canalicen y no se desborden.

• Las clases se imparten una vez a la semana y están dirigidas a mujeres mayores de 50 años, sin embargo en la academia se trabaja flamenco para todas las edades y poco a poco se ha ido incorporando la expresión artística y se maneja de forma similar a la flamencoterapia.

Más información de los cursos a los teléfonos 2225-2793 o al 8389-2705, o por medio de la dirección [email protected]

Ver comentarios