Enviar
Fitch prevé recesión global severa

• Firma analista proyecta que producción global crecerá solo el 1% debido a la reducción del gasto y el crédito

Israel Aragón
[email protected]


El crecimiento del producto interno bruto (PIB) mundial experimentaría el próximo año su disminución más significativa desde la Segunda Guerra Mundial.
En su último reporte de Perspectivas Económicas Globales, la firma Fitch Ratings pronostica que las economías más avanzadas del mundo, como Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea y Japón experimentarán un decrecimiento agregado del PIB.
Para estos países la variación del indicador sería del -0,8% para 2009, casi dos puntos porcentuales por debajo del estimado de un 1,1% para este año.
Entre las razones con que el informe justifica su previsión se encuentra “la combinación de unas condiciones crediticias más ajustadas, una reducción en el gasto del consumidor y una caída en las inversiones corporativas”, que tendrían como consecuencia una disminución de la actividad económica.
“La rápida intensificación de la crisis crediticia global en los últimos dos meses, una más clara evidencia de la reducción en el consumo de hogares, las decrecientes intenciones en las inversiones corporativas y la caída del crecimiento del comercio global explican el deterioro”, agrega.
La analista de riesgo prevé que el PIB global crecerá solo un 1% en 2009, la tasa más baja desde el comienzo de la década de 1990. Durante los últimos cinco años venía creciendo a un promedio del 3,5% anual.
Los mercados emergentes se verán afectados por la combinación de recesión en los países desarrollados, menores precios de las materias primas y reducidos flujos internacionales de capital.
Lo negativo del pronóstico se debe en parte a que la contracción en la oferta crediticia no tiene precedentes en la economía mundial y hay pocos paralelos históricos para medir su posible profundidad y duración.
Sin embargo, el informe agrega que “la expansión agresiva en la provisión de liquidez por parte de los bancos centrales desde principios de setiembre, en combinación con inyecciones fiscales a los sistemas bancarios de Estados Unidos y Europa bloquearán el peor escenario de deflación extendida”.
Lo anterior no evitará que el desapalancamiento, de los consumidores y las compañías impacte el gasto por algún tiempo, en el que decrecientes precios de los activos y el progresivo desempleo resultarán en elevadas tasas de ahorro de los consumidores.
Por otro lado, la caída en la demanda del mercado estadounidense podría cambiar las estrategias de ventas hacia los países en desarrollo.
Fitch espera que el crecimiento en China se desacelere hasta cerca del 7%, la tasa más baja en casi dos décadas. Aun así, se espera que el crecimiento en conjunto de Brasil, Rusia, India y China sea del 5,7%.

Ver comentarios