Enviar
Laminadora Costarricense y Trefilería Colina se unificarán bajo un mismo nombre
Firmas de acero se transforman en Arcelor Mittal Costa Rica

• Plantas en el país incrementarán producción a 270 mil toneladas anuales
• Firma trasladará operaciones administrativas a edificio Meridiano en Escazú

Karen Retana
[email protected]  

La operación de Laminadora y Trefilería Costarricense experimenta un giro de 180 grados luego que Arcelor Mittal, el grupo siderúrgico más grande del mundo, tomara las riendas de esas compañías.
A partir de esta semana las dos firmas cambiarán su nombre original a Arcelor Mittal Costa Rica.
La iniciativa forma parte de un plan cuyo objetivo es homogeneizar el negocio local y regional bajo un mismo nombre.
El cambio de imagen surge a poco más de un año que Grupo Pujol Martí decidió vender el 50% de su participación accionaria a Arcelor Brasil.
Esta subsidiaria ha inyectado nuevos bríos al negocio en Costa Rica ya que la producción y las ventas se han visto incrementadas.
Muestra de ello es que el país se convierte en base de las operaciones de Arcelor en Centroamérica, donde se pretende dinamizar la exportación de producto terminado.
Esto se realiza mediante el aumento de la capacidad de producción de las tres plantas ubicadas en Caldera, Guápiles y Tibás.
La manufactura en dichas fábricas era de 150 mil toneladas cuando Arcelor concretó la alianza con el Grupol Pujol Martí. Mientras que para 2006 se incrementó a 220 mil toneladas.
Representantes de la compañía señalan que el dinamismo obedece a que anteriormente las empresas carecían de capacidad. A ello se suma que no contaban con proveedores fijos que abastecieran la materia prima.
“Este año pretendemos cerrar con 270 mil toneladas; la demanda se concentra principalmente en varilla de construcción”, explicó Sergio Pérez, gerente general de Ventas y Logística de Arcelor Mittal Costa Rica.
De la mano con el incremento en la producción, la firma anunció ayer inversiones en sus plantas con la introducción de nueva tecnología que le permita escalar en los niveles de fabricación.
También se destinará capital en capacitación, muestra de ello es que parte del personal que trabaja en el país recibe entrenamiento en Brasil, destino donde Arcelor Mittal tiene operaciones.
Los esfuerzos a la vez se concentran en estandarizar los procesos e impulsar una cultura de mejoramiento continuo.
Para enero próximo, el personal administrativo que labora en Tibás tendrá nuevas oficinas en el edificio Meridiano ubicado en Escazú.
Para Pérez, parte de las ventajas competitivas que implica la entrada de Arcelor es que el consumidor se verá beneficiado con mayor variedad de productos que antes no eran accesibles, como las denominadas tablestacas, que sirven para edificar muros de contención y aislar terrenos dentro del mar, lagos o manglares.

Ver comentarios